El sector financiero está ‘cocinando’ nuevos fondos

Adicional a los sistemas de crédito, como ha sido su función tradicional, firmas como Alianza Fiduciaria, Finagro y Corficolombiana, entre otras, están estructurando fondos de capital de riesgo aprovechando las favorables condiciones de inversión en Colombia y las posibilidades consagradas en el decreto 2175 de 2007, que reguló la administración de este tipo de negocios.

POR:
mayo 22 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-22

Una de las organizaciones que avanza en el tema es Alianza Fiduciaria. Su presidente, Ernesto Villamizar, dijo que la empresa está estructurando cinco fondos de capital privado por valor superior a 500 millones de dólares, concentrados principalmente en inmuebles y operaciones con cartera. En el primer caso, corresponde a inmuebles arrendados con diversificación y sellos de calidad. En cuanto a cartera, el tema es más específico y, por reserva, la empresa prefirió no dar más detalles. “Saldrán al mercado en los próximos meses. Dependen en este momento de aprobaciones internas. Una vez surtido este proceso, debemos informar a la Superintendencia Financiera la creación de cada fondo”, agregó el directivo. Alianza maneja más de 5 billones de pesos en negocios fiduciarios. En el caso de Finagro, que actúa como un banco de segundo piso, la Ley 811 de 2003 le permitió realizar operaciones de financiamiento a través de la inversión directa. Sin embargo, un mayor impulso se dio con la Ley 1133 del 10 de abril del 2007, por la cual se estableció el programa de Agro Ingreso Seguro (AIS) con la intención de incentivar el emprendimiento de proyectos agroindustriales en diferentes zonas del país. Al respecto, se constituyó un fondo cuya administración está a cargo de la financiera para el sector agrícola y los recursos son transferidos del AIS como capital semilla para su operación. El monto es de 45.000 millones de pesos. Cabe mencionar que el fondo que administra Finagro tiene la posibilidad de efectuar inversiones en proyectos específicos, ya sea mediante la realización de aportes de capital a las empresas que constituya como ‘vehículos’ para adelantar las inversiones, de manera directa en los proyectos, o mediante cualquier otra figura societaria legalmente permitida. Según la entidad, un ejemplo puede ser mediante aportes en sociedades ya constituidas o participando en otros fondos de inversión, como constituyente o aportante. Finagro informó que, como administrador del fondo, procurará liquidar las inversiones realizadas cuando las empresas o proyectos correspondientes logren, según los criterios del organismo, niveles aceptables de competitividad y solidez patrimonial. También participa en un fondo de inversión forestal de 10 millones de dólares y avanza en otro de biocombustibles. OTRAS ORGANIZACIONES Este diario conoció que Corficolombiana también está estructurando fondos de capital de riesgo, aunque directivos de la compañía no accedieron a dar detalles acerca de ese proceso. Lo propio sucedió con Fidubogotá, que se ha movido en terrenos similares, aunque hasta la fecha las iniciativas están en una etapa interna y se mantienen en reserva. Una de las condiciones que está propiciando la constitución de nuevos fondos es el actual clima inversionista. A juicio del presidente de la Asociación de Fiduciarias (Asofiduciarias), Federico Renjifo Vélez, hay confianza de los inversionistas para participar en nuevos negocios y la normatividad abrió oportunidades para que las fiduciarias ampliaran sus operaciones en ese campo. “Hay mucho interés de los fondos de inversión por participar en diferentes rubros. Se destaca el decreto 2175 de 2007, el cual allanó el camino para que las sociedades fiduciarias los constituyeran”. El presidente de Alianza Fiduciaria dice que con excepción de un ambiente enrarecido en este momento por la situación política que experimenta el país, las condiciones de seguridad han propiciado un mayor interés de las personas por participar en proyectos del sector real de la economía, e incluso en obras de infraestructura que quiere sacar adelante el Gobierno Nacional. MODELO ORIENTADO A LA PRODUCCIÓN AGRÍCOL Desde 2003, con la expedición de Ley 811, Finagro puede realizar operaciones de financiamiento a través de la inversión directa. Los recursos provienen de los excedentes de liquidez, distintos de los que corresponden a títulos de desarrollo agropecuario. El objetivo es estimular la creación y fortalecimiento de empresas productoras, comercializadoras y de transformación primaria de productos agropecuarios y pesqueros. De esa manera, la entidad viene impulsando un proyecto de reforestación comercial en los departamentos de Cesar y Magdalena. Ha realizado 88 contratos de cuentas en participación firmados para 10.763 hectáreas. También ha establecido dos convenios de inversión con empresas reforestadoras, un contrato de operación forestal y se han sembrado 9.000 hectáreas. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido