Sector financiero está decidido a generar mayores ingresos y le apuesta al 'leasing' y al 'factoring'

Estos dos negocios se convierten en alternativas de financiación y liquidez para el sector empresarial.

POR:
enero 27 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-27

En medio de las circunstancias estrechas de la economía colombiana, el sector financiero le está apuntando más a negocios que no han sido el eje central de sus operaciones, pero que tienen un alto potencial de crecimiento: el arrendamiento financiero (leasing) y la compra de facturas (factoring).

Luego de que la legislación permitió a los bancos absorber a sus filiales de leasing, en los últimos meses ese proceso se ha llevado a cabo en varias entidades.

Esto convierte al arrendamiento financiero en un negocio con mejores perspectivas de crecimiento a futuro, pese a que el 2010 puede ser un año de transición.

Luis Fernando Pérez, presidente de Leasing Bancolombia, sostiene que -para el sector- este año puede tener una evolución similar a la registrada en el 2009 dado que la economía apenas retomará el camino del crecimiento y eso será un proceso que no se dará de la noche a la mañana.

"En el 2010 el comportamiento se ve similar al del 2009. Este será un año de elecciones y por eso habrá empresas que prefieran esperar a ver qué va a pasar", dice el directivo.

Aún así -señala- el leasing será un negocio estratégico para el mayor grupo financiero de Colombia. "El Gobierno tiene políticas de apoyo a la infraestructura y ahí habrá oportunidades interesantes.

Además, el leasing se convertirá en una alternativa importante en la política oficial de recortar gastos y para ello está la opción de financiación de activos públicos. En zonas francas también hay oportunidades para crecer el negocio", dice Pérez.

Por su parte, Agustín Antón, vicepresidente de negocio de bancario del BBVA Colombia, sostiene que la compañía de leasing del grupo nació hace dos años pero ahora ya es un nuevo producto del banco.

En su opinión, el potencial de crecimiento del negocio es amplio incluso para el segmento de personas naturales que pueden encontrar beneficios tributarios.

En el caso del factoring, el negocio también está tomando impulso, toda vez que muchas empresas, especialmente pymes, lo utilizan como mecanismo de liquidez inmediata.

Según Juan Guillermo Jaramillo, vicepresidente de Factor Group, cuando hay restricciones de crédito, el factoring se convierte en un mecanismo idóneo para financiarse.

"Hay restricciones de crédito por la protección que toma la banca, especialmente con las pymes. Por eso las pequeñas y mediadas empresas encuentran en el factoring un mecanismo de liquidez efectivo que les permite mejorar sus flujos de caja", dijo Jaramillo. Y señala que por eso los grandes grupos financieros se están metiendo en el negocio.

Para Héctor Felipe Rojas, presidente de Factoring Bancolombia, "el factoring se debe convertir en la forma de financiamiento natural de las pymes que le venden a las grandes superficies".

Siga bajando para encontrar más contenido