Sector financiero al primer semestre: cartera vs. TES

Los resultados del sistema financiero publicados la semana pasada, en los cuales se refleja una contracción de las utilidades en el primer semestre del 2006, han generado en algunos analistas preocupación por la dinámica del sector bancario y sus utilidades hacia el futuro. Sin embargo, en Corficolombiana consideramos que a pesar de la disminución en las utilidades frente al primer semestre del 2005, el sector financiero cuenta con grandes oportunidades asociadas a una mayor tranquilidad en los mercados financieros locales y a una mejora en la actividad crediticia para lo que resta del año.(VER GRAFICO)

POR:
agosto 24 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-24

En los últimos años se ha registrado una tendencia de aumento en las inversiones de deuda pública por parte de las entidades financieras. Este aumento venía generando inquietud, hecho que se acentuó luego de que en el segundo trimestre del año el mercado de deuda pública comenzara a desvalorizarse. En efecto, entre marzo y junio las tasas de los TES de largo plazo alcanzaron a experimentar un alza superior a los 250 puntos básicos, lo que representó una pérdida de valor (medida por el IDP) de 9,7 por ciento. Dada esta situación, las entidades financieras vieron afectados sus estados de resultados a través de la caída en la valorización de las inversiones negociables de renta fija. Sin embargo, concluir a partir de esta reducción en las utilidades que existe un alto riesgo para el sistema financiero, desconoce varios elementos. Primero, es importante resaltar que los establecimientos de crédito en el último año han incrementado la participación de la cartera en los activos pasando de un 53 por ciento al 57 por ciento a junio de 2006, correspondiente a 78,6 billones de pesos y a un crecimiento anual de 24 por ciento. Este cambio de participaciones evitó que la caída de las inversiones en TES tuviera un mayor efecto negativo en las utilidades y refleja una reactivación de la actividad de otorgamiento de crédito, que es mucho menos vulnerable a la volatilidad de los mercados. Segundo, el riesgo de crédito asociado a la labor de intermediación ha venido reduciéndose: entre junio del 2005 y junio del 2006 el valor de la cartera vencida en relación a la cartera bruta disminuyó, pasando de 3,2 por ciento a 2,8 por ciento. Adicionalmente, la relación entre la cartera calificada en B,C,D y E y la cartera bruta pasó de un 10 por ciento a un 7,4 por ciento, reflejando una mejoría en la calidad de esa cartera. Tercero, el indicador de solvencia se encuentra en 12,7 por ciento, por encima del nivel mínimo legal requerido (9 por ciento), evidenciando el potencial de crecimiento que aun tiene la actividad crediticia. Cuarto, aunque las entidades cuya principal actividad no se basa en la intermediación, como son los fondos de pensiones y las aseguradoras, registraron una ampliación del efecto negativo en sus utilidades a causa de la alta participación que mantienen los títulos de deuda pública en sus portafolios de inversión, a partir de agosto la tasa de los TES ha retomado su tendencia a la baja lo que a futuro deberá mejorar las utilidades de este segmento. Si a este panorama adicionamos el hecho de que la actividad económica seguramente mantendrá un alto ritmo de crecimiento en lo que resta del año (proyección de 5 por ciento de crecimiento del PIB para el 2006 según Corficolombiana), es de esperar que los establecimientos de crédito mantengan el dinamismo en su actividad crediticia. Por último, los próximos meses traerán un periodo de tranquilidad en el mercado de deuda pública ayudando a la recuperación de las utilidades derivadas de las inversiones en TES, lo que conforma un panorama para las entidades financieras muy positivo en lo que resta del 2006. Analista Investigaciones Económicas - Corficolombiana"En los últimos años han aumentado las inversiones de TES por parte de entidades financieras"

Siga bajando para encontrar más contenido