Sector financiero rechaza la decisión del Gobierno de endurecer los controles de capital

La calificó como inocua para atajar el dólar y muy dañina para la atracción de recursos externos. Creen, además, que la medida retrasaría aún más la consecución del grado de inversión para Colombia.

POR:
mayo 30 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-30

Ruppert Stebbings, analista de Interbolsa, dice que esta medida es puramente política y poco técnica y considera que le va a dificultar las cosas aún más al país para competir con sus vecinos y agrega que uno de los puntos que miran las calificadoras de riesgo es el avance del país hacia el libre mercado, "cosa que no se ve al incrementar los controles".

Es más, Stebbings piensa que este tipo de medidas se contradicen con las aspiraciones del país de obtener un TLC con E.U., pues no es lógico pedir que le abran las puertas de ese mercado y, por el otro lado, dificultar el ingreso de inversión extranjera a Colombia.

Asimismo, Ricardo Durán, director de análisis económico de Corredores Asociados, señaló que la señal que le manda hoy el Gobierno a los inversionistas es "váyanse y no vuelvan". Tras cumplirse el primer año del control de capitales, la caída del precio del dólar no ha parado y Durán se pregunta "¿Qué hace pensar al Gobierno, entonces, que las nuevas restricción sí van a servir?".

Además de aumentar de 40 a 50 por ciento el depósito que deben dejar en el Banco de la República los inversionistas extranjeros cuando vienen al país, el viernes se decidió que el dinero que no entra para especular en los mercados de valores, sino para comprar o montar nuevas empresas también debe tener un tiempo mínimo de permanencia de dos años.

Valores Bancolombia opina que esta regla se puede originar en las afirmaciones de algunos operadores que dicen que los extranjeros han buscado figuras para burlar el control de capitales, haciendo pasar como Inversión Extranjera Directa el dinero que traen a la Bolsa.

El dólar no se inmuta y sigue bajando

El anuncio de que el PIB de E.U. aumentó 0,9 por ciento en el primer trimestre y no 0,6 como se había anunciado, influenció más la tasa de cambio nacional, que las medidas de control de capitales del Gobierno.

El hecho de que E.U. crezca más hace que los operadores estimen que el Tío Sam va a demandar más exportaciones y eso beneficia a naciones como Colombia, que si venden más al exterior, también va a traer más divisas al país.

Como resultado, el precio del dólar perdió 33 pesos la semana pasada y cerró en 1.774,16. Incluso el viernes alcanzó a cotizarse en 1.740 pesos, el valor más bajo desde junio de 1999.

Siga bajando para encontrar más contenido