Un sector iluminado por el desarrollo y la expansión

Hechos como la recuperación de la confianza de los inversionistas extranjeros en el segmento económico nacional, sumado a la demanda pública y privada y al crecimiento y expansión que han tenido los sectores energético y de hidrocarburos en el país, auguran un buen desarrollo para el 2011, basado, en gran medida, en la consolidación de macroproyectos de las electrificadoras.

POR:
diciembre 15 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-12-15

Para el gerente general de Isagen, ingeniero Luis Fernando Rico Pinzón, Colombia está en un buen momento de desarrollo energético, del orden del 12 o 13 por ciento del potencial del país, cubriendo la demanda hasta el 2020, “siempre y cuando, dicha demanda mantenga su ritmo, de lo contrario, se requerirán mayores proyectos”, indica. No por nada, el Plan de Desarrollo del Gobierno, que busca un crecimiento económico del orden de los 6,2%, establece que al sector de crecimiento sostenible y de la competitividad, le corresponden 221 billones de pesos, de los que 73% pertenecen al sector privado, en inversión minero-energética, vivienda e infraestructura, por ello, PORTAFOLIO consultó a algunas compañías y grupos de generación, comercialización y transmisión de energía del país, para conocer sus logros y proyectos de expansión dentro y fuera de Colombia. Un grupo, más resultados y expansión Para el Grupo Energía de Bogotá, según voceros de la entidad, los resultados financieros registrados han sido superiores a lo presupuestado, pues al evaluarlos, con corte a 31 de octubre de 2010, se obtienen utilidades por un valor aproximado de 1,1 billones de pesos (antes de reservas), constituyéndose, en las más altas de su historia. Además, el dividendo por acción es de 8.802,36 pesos y este año, se han pagado 291.537,4 millones de pesos por concepto de dividendos a los accionistas correspondientes a las utilidades del año anterior. Cifras como estas son el resultado del cumplimiento de las políticas corporativas, que han llevado al Grupo a la consolidación de su crecimiento, en empresas a nivel nacional e internacional. Ejemplo de ello es su participación en la expansión del sistema de transmisión de electricidad del país, como la adjudicación del proyecto de construcción y operación de los equipos para las subestaciones en el suroccidente colombiano, claves para la atención de la demanda. Así mismo, a través de sus empresas Congas y Trecsa, el Grupo Energía de Bogotá viene adelantando la etapa de adquisición y construcción de la infraestructura necesaria para el transporte de electricidad en Guatemala y el transporte y distribución de gas natural en Perú. Del mismo modo, proyecta capitalizar a su filial Transportadora de Gas Internacional (TGI), para potenciar su crecimiento en el negocio de transporte de gas natural. Por su parte, la Empresa de Energía de Cundinamarca controlada por EEB ha continuado su proceso de mejora en la prestación del servicio y de sus indicadores de gestión en general. Además, con sus empresas participadas Emgesa, Codensa y Gas Natural continúan ampliando la oferta de electricidad, como lo hace en el proyecto Quimbo, en el Huila, y en la distribución y comercialización de electricidad y gas natural en las zonas más importantes del país. Dentro de su proyección corporativa, la búsqueda de estándares de clase mundial le exigen una mayor eficiencia. El Grupo Energía de Bogotá ha dado gran importancia al tema de responsabilidad corporativa y hoy preside la Red de Pacto Global en Colombia, programa de alta importancia para las Naciones Unidas. Cuatro proyectos, marcan la pauta Para el gerente general de Isagen, Luis Fernando Rico Pinzón, “Colombia empieza a aprovechar su inmensa riqueza hidroeléctrica con un inventario potencial de 93.000 megavatios en proyectos en progreso, de los cuales estamos solo en los 9.000 megavatios”. Y en lo que respecta a su balance, el alto directivo anotó que pese a los altibajos presentados a lo largo del año a raíz de los fenómenos de ‘El Niño’, del principio de año y de ‘La Niña’, en el segundo semestre, “los ingresos de la compañía podrían crecer al cierre del año un 4%, lo cual es importante, más aún si tenemos en cuenta nuestros cuatro proyectos bandera de expansión, con una inversión de unos 3,8 billones de pesos, durante estos cinco años, del 2009 al 2013 y principios del 2014, para efecto de liquidación de contratos y otros aspectos”, anotó Rico. Las obras significarán para la empresa, a lo largo de estos cinco años, un crecimiento del orden del 60% de la energía que puede producir. En el 2010, la compañía continuó sus actividades de generación y comercialización de energía, buscando incursionar en otros mercados y establecerse en países de Centroamérica, como Guatemala o Panamá, donde existe un déficit importante de fuentes de energía. “Hemos visto allí un mercado interesante de expansión económica, en el que podemos ayudar con nuestro desarrollo, identificando oportunidades”. Los cuatro proyectos de expansión de los que habla Rico iniciaron en el 2008 y finalizarán a principios del 2014. “Estos se originaron con las subastas de la estructura del cargo por confiabilidad del sector eléctrico. Los dos primeros están ubicados en el oriente caldense, donde se están construyendo dos trasvases que llevarán las aguas excedente de los ríos Guarinó y Manso al embalse Amaní, de la Central Hidroeléctrica Miel I, aumentando la generación de la central, en por lo menos, un 30% más de energía. La obra de Guarinó terminó el 31 de agosto y la del río Manso, estará lista a mediados del 2011”, indicó. El tercer objetivo es el Proyecto hidroeléctrico del río Amoyá, una central hidroeléctrica en Chaparral Tolima, que utiliza aguas del río de su mismo nombre, en el Cañón de Las Hermosas, que al cerrar este año, estará en un 75% de su construcción, esperando que al cierre del 2011 entre en operación comercial, con 80 megavatios y 510 gigavatios hora/año y, finalmente, está el Proyecto Sogamoso, “de 820 megavatios y 5.056 gigavatios hora/año, un equivalente al 9% de lo que consume todo el país, en un año, del cual se espera que entre en operación, en diciembre del 2013”, finalizó Rico. ISA, en constante crecimiento Este año, ISA y el Instituto Nacional de Concesiones (Inco) firmaron el contrato interadministrativo que permitirá el desarrollo del proyecto Autopistas de la Montaña, en el que ISA adelantará los estudios de ingeniería, ambientales, de tráfico, legales y financieros y, posteriormente construirá, operará y explotará comercialmente cuatro corredores viales, con una extensión aproximada de 1.251 kilómetros. Según consideraciones de ISA, el proyecto tiene un valor estimado de 5,6 billones de pesos, que serán financiados con los aportes del Gobierno Nacional, la Gobernación de Antioquia, el municipio de Medellín e ISA, que aportará 3,6 billones de pesos que provendrán de aportes de capital y de recursos de financiación. Igualmente, la compañía puso en operación, en el nordeste antioqueño, la nueva subestación Porce y sus dos circuitos de línea a 500 mil voltios, con lo cual se podrá conectar la Central Hidroeléctrica Porce III, de propiedad de EPM, al Sistema de Transmisión Nacional (STN), en este proyecto ISA administrará, operará y efectuará mantenimiento a las obras durante los próximos 25 años. Así mismo, la empresa destaca la compra del 60% de la participación accionaria que la empresa Cintra Infraestructura S.A., filial de autopistas de Ferrovial, en Santiago de Chile tienen en Cintra Chile Ltda., que controla las cinco concesiones de carreteras en ese país. La operación ascendió a 6'822.767 Unidades de Fomento, valor patrimonio, que equivale aproximadamente a 290 millones de dólares. Por otro lado, Internexa, empresa filial de ISA adquirió infraestructura de conectividad en telecomunicaciones en Brasil y Argentina, que le permitirá entre el próximo año y el 2012, brindar servicios en estos dos importantes mercados latinoamericanos. Las infraestructuras adquiridas en ambos países, incluyen un tendido aproximado de 6.000 kilómetros de fibra óptica, atravesando ciudades como Los Andes, Chile; Mendoza y Buenos Aires en Argentina y Uruguaiana, Porto Alegre y Curitiba en Brasil, entre otras. Siempre en crecimiento Este año, ISA y el Instituto Nacional de Concesiones (Inco) firmaron el contrato interadministrativo para el proyecto Autopistas de la Montaña, en el que ISA, aparte de adelantar los estudios, construirá, explotará y operará comercialmente cuatro corredores viales, con una extensión aproximada de 1.251 kilómetros y un valor estimado de 5,6 billones de pesos. Así mismo, se destaca la compra del 60% de la participación accionaria que la empresa Cintra Infraestructura S.A., filial de autopistas de Ferrovial, tiene en Cintra Chile Ltda. La operación ascendió a 6'822.767 Unidades de Fomento, valor patrimonio, aproximadamente unos 290 millones de dólares. ISA, en el negocio de transporte de energía, ganó cuatro convocatorias en Perú, e Internexa, empresa filial de ISA adquirió infraestructura de conectividad en telecomunicaciones en Brasil y Argentina, para brindar, entre el 2011 y el 2012, servicios en estos dos importantes mercados latinoamericanos. 1,1 billones de pesos (antes de reservas), obtuvo el Grupo Energía de Bogotá, con corte al 31 de octubre de 2010, el registro más alto de su historia.ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido