Sector real y consumo son los motores de la generación de créditos

Desde junio se ve una mejora en el otorgamiento de financiación, dice un informe de Datacrédito Experian y la consultora EConcept.

El préstamo es de bajo monto y puede ir aumentando.

Archivo Portafolio.co

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
octubre 17 de 2017 - 11:23 p.m.
2017-10-17

Aunque el enfriamiento de la economía colombiana motivó la cautela de las entidades que otorgan financiación, así como de la disposición de personas y empresas a endeudarse, la realidad es que desde junio ya se observa una mejora en este frente.

(Lea: Para el FMI, impera la reducción de la deuda)

Así lo muestra el Índice de Otorgamiento de Crédito en Colombia, presentado por Datacrédito Experian en alianza con la consultora EConcept, tomando los registros de Datacrédito de préstamos que dan entidades financieras y no financieras más indicadores de la economía como el índice de seguimiento, los datos de industria, comercio, empleo y la tasa de intervención.

(Lea: Bancos reportan ganancias por $4,9 billones, mientras la cartera vencida sigue creciendo)

En ese sentido, el índice muestra que, después de varios meses de desaceleración, el punto más bajo ya pasó, y en junio hubo un repunte de 22 por ciento anual en la generación de préstamos, y se espera que en los próximos meses la tendencia de recuperación continúe, explicó Mauricio Santamaría, presidente de EConcept.
Visto en un horizonte más amplio, en cinco años la generación de crédito ha crecido 66 por ciento.

MEJOR DESEMPEÑO

Según el directivo, a pesar de la debilidad de la economía, hay varios temas que están ayudando a la buena dinámica del crédito.

Uno de ellos es que el mercado laboral no se ha resentido, pues la tasa de desocupación se mantiene en los mismos niveles de años anteriores, pero, además, el empleo formal está creciendo mucho más rápido que el informal.

El otro aspecto importante es que las personas de menores ingresos (hasta dos salarios mínimos) son las que mayor crecimiento muestran en la originación de crédito y también quienes han tenido una reducción más marcada del desempleo.

Sin embargo, el buen desempeño del último año no es homogéneo entre los distintos tipos de préstamos.

De hecho, son dos modalidades las que sustentan la buena dinámica: sector real y consumo.

En cuanto a los primeros, las originaciones casi que se duplicaron, pues muchas personas han optado por financiar sus compras de electrodomésticos y otros bienes directamente en los almacenes, e incluso hay empresas que se financian con proveedores.

Entre tanto, los créditos de consumo aumentaron casi 14 por ciento en el último año.

Mientras tanto, los préstamos para vivienda y para compra de vehículo están estables, casi en los mismos niveles del año pasado.

En contraste, los créditos rotativos y los que tienen como finalidad las telecomunicaciones vienen mostrando una tendencia negativa desde finales del 2015 y, según la información disponible, todavía no dan señales de recuperación.

Siga bajando para encontrar más contenido