Las secuelas del caso Oxy generan crisis en Ecuador

La frustrada venta del crudo que extraía Occidental Petroleum (Oxy) provocó una nueva crisis en la estatal Petroecuador, cuestionando la credibilidad del gobierno de Alfredo Palacio, que enfrenta acusaciones de corrupción y manipulación del negocio petrolero.(VER GRAFICO)

POR:
agosto 02 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-02

Del entusiasmo suscitado por la anulación del contrato con Oxy, acusada de violaciones a la ley queda hoy por hoy muy poco. El Gobierno se enredó en sus propias cifras y desaciertos, levantando sospechas sobre la transparencia con la que ha manejado la operación de los campos, según el analista Carlos Pareja. En su opinión, los inconvenientes se iniciaron cuando el Ejecutivo transfirió el control de los campos a “una comisión política de Petroecuador sin conocimiento técnico”, y se fueron complicando hasta agravarse con la fallida alianza con Venezuela para el intercambio de crudo por derivados. “¿Por qué se rechazó una oferta para intercambiar que era totalmente favorable para el Estado y se decidió ir por una licitación internacional que provocará millonarias pérdidas al Ecuador?”, preguntó el también analista Augusto Tandazo. Justamente la presentación de ofertas convocada por Petroecuador para vender 17,5 millones de barriles del crudo que extraía Oxy, amplió las sospechas en torno al Gobierno luego de que, sin explicación aparente, declinó las propuestas y postergó la licitación hasta el próximo viernes. El diputado Carlos González suministró a la Fiscalía la grabación de una supuesta llamada de Palacio en la que solicita a la dirección de Petroecuador la suspensión a última hora de la venta por licitación, alegando razones éticas. Apoyada en esa evidencia, la jefa subrogante del organismo, Cecilia Armas, anunció una investigación, mientras el Gobierno se empeña en defender la transparencia de su decisión. Petroecuador, por su parte, aseguró que la postergación se debió a la falta de oferentes estatales. Pero esa aclaración lo que destapó fue una cadena de rumores sobre la corrupción que impera en la petrolera y un supuesto plan del Gobierno para favorecer a una compañía extranjera a cambio de mucho dinero. “Es absolutamente falso y quien lo diga está calumniando no solamente al Presidente sino al Ecuador; es falso que el señor Presidente haya tomado las decisiones que tuvo que tomar para defender a compañía alguna”, replicó el secretario de Comunicación Enrique Proaño. Para afianzar su defensa, el Mandatario resolvió remover a los cinco miembros del Consejo Directivo de Petroecuador y nombró a Galo Chiriboga, hasta entonces ministro de Trabajo, como nuevo presidente de la estatal, el quinto que asume el cargo en un año. Según Pareja, la falta de explicaciones sobre el fracaso de la alianza con Venezuela y de la venta internacional del crudo sugiere un alto grado de corrupción. “Occidental vendía el crudo con un castigo en el precio de 14,5 dólares el barril. Hemos hecho dos ventas spot (ocasional) con una pérdida de 17,7 dólares, me temo que terminaremos vendiendo cada barril con un castigo de 18 dólares por barril”, explicó el ex presidente de Petroecuador. AFP LA OFENSIVA LEGAL DE LA MULTINACIONAL Oxy anunció que demandará al Ecuador por 1.000 millones de dólares. De hecho, el Centro Internacional para el Arreglo de Disputas sobre Inversiones registró en Washington, el 13 de julio, la demanda de arbitraje internacional de Occidental contra el Ecuador. Así se inicia el proceso que duraría seis meses si surte todos los trámites sin tropiezos. La petrolera pide la devolución del bloque 15, en el Amazonas ecuatoriano, más una indemnización por daños y perjuicios valorada en 1.000 millones de dólares. Ahora el gobierno de Ecuador tiene plazo de 90 días para nombrar su árbitro. 18dólares por barril puede ser la pérdida que enfrente Ecuador al comercializar directamente el petróleo del caso Oxy.

Siga bajando para encontrar más contenido