¿Seguirá Bernanke al frente de la Reserva Federal?

Su suerte dependería de la evolución dela economía durante los próximos meses

POR:
noviembre 25 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-25

Cuando el presidente electo, Barack Obama, presentó a su equipo
económico en una conferencia de prensa este lunes, una pieza crítica del engranaje brilló por su ausencia:

el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke. La Fed es un organismo independiente y el mandato de Bernanke dura hasta enero de 2010. Sin embargo, la designación del nuevo equipo económico de Obama ha hecho que la suerte de Bernanke se haya vuelto tema de conversación.

El presidente electo deberá tomar una decisión el próximo año sobre la permanencia de Bernanke al frente de la Fed. Uno de sus asesores, el economista de la Universidad de Harvard y ex secretario del Tesoro Lawrence Summers, ya suena como posible sucesor.

Bernanke pasará a la historia como uno de los presidentes más controvertidos en la historia del banco central estadounidense. Una devastadora crisis financiera y una recesión que tiene el potencial de ser muy honda han ocurrido bajo su mandato y la Fed ha debido acudir al límite de sus facultades legales para combatir ambas. No obstante, el ex catedrático de la Universidad de Princeton y estudioso de la Gran Depresión, ha obtenido altas calificaciones por parte de muchos economistas al haber reducido aceleradamente las tasas de interés y concedido nuevas líneas de crédito para amortiguar la caída.

¿Querrá Obama mantener a Bernanke por otro período? ¿Estará Summers, quien lidera el nuevo Consejo Económico Nacional, esperando su turno para hacerse cargo de la Fed? ¿Será que Bernanke se quiere quedar? ¿Se llevará bien la Fed con el nuevo gobierno, a sabiendas de que es esencial una buena coordinación?

Estas preguntas podrían ocupar a Obama en sus primeros meses
de gobierno. Tal vez la decisión acerca del futuro de Bernanke no se tomará por un buen tiempo, pero la presencia de Summers en el gabinete proyecta sombras sobre la Fed. Los dos economistas tienen estilos opuestos: Summers es voluble y locuaz; Bernanke es afable y busca forjar consensos.

"Bernanke ha hecho un buen trabajo en circunstancias muy difíciles", dijo Bruce Kasman, economista de JP Morgan Chase & Co., en una reciente encuesta realizado por WSJ.com con economistas privados. Tres cuartes partes de los entrevistados consideran que Bernanke debe quedarse.

Si el año próximo la economía se empieza a recuperar, sus políticas serían aclamadas como exitosas. Si se siguen deteriorando, entonces pueden arreciar las críticas.

El presidente de la Fed ha comenzado a entablar una relación con el presidente electo. Según la agenda de reuniones de Bernanke, obtenida por The Wall Street Journal en virtud de la Ley de Libertad de Información, él y Obama han hablado frecuentemente durante los últimos meses. Se reunieron en la oficina de Bernanke a finales de julio; hablaron por teléfono el 15 de septiembre, un día después del derrumbe de Lehman Brothers; y volvieron a hacerlo poco tiempo después, antes de que Bernanke acudiera al Congreso en compañía del secretario del Tesoro, Henry Paulson, para pedir el paquete de ayuda financiera de emergencia.

Asimismo, Bernanke ha almorzado con Paul Volcker, presidente de la Reserva Federal en los años 80 y asesor de la campaña presidencial de Obama.

La ratificación de Bernanke depende en buena medida del comportamiento de la economía. Aunque se cree que la peor parte de la contracción se está produciendo ahora, se espera que la tasa de desempleo siga aumentando hasta más del 8% en el cuarto trimestre de 2009, justo cuando debería tomarse
la decisión.

El asunto podría resultar particularmente incómodo para Timothy Geithner, el nuevo secretario del Tesoro. Geithner, quien actualmente preside el Banco de la Reserva Federal de Nueva York, fue en los años 90 un protegido de Summers en el Departamento del Tesoro y ahora ha estrechado su relación con Bernanke, conversando incluso varias veces al día al tratar de frenar la crisis financiera. Es probable que como Secretario del Tesoro tenga que expresar una opinión acerca de la persona elegida por Obama para encabezar la Reserva Federal.

Otro tema que genera incertidumbre es quién reemplazará a Geithner a la cabeza de la Reserva Federal de Nueva York. La Fed de Nueva York es el principal emisario del banco central en Wall Street. Con el desplazamiento de Geithner a la Secretaría del Tesoro, la Junta de Directores, con la aprobación de la Junta de la Reserva Federal, tendrá que encontrar un sucesor. Kevin Warsh, actual director, es uno de los candidatos. Ha sido uno de los principales operadores de la Fed durante la crisis financiera y tiene conexiones con Wall Street desde cuando trabajaba para Morgan Stanley.

La lista de candidatos también incluye a Bill Dudley, economista de Goldman Sachs que ahora está a cargo de una división de la Fed de Nueva York. Dudley contribuyó al diseño de algunos de los programas de préstamos de emergencia. Peter Fisher, ex subsecretario del Tesoro, es otro de los nombres que han empezado a circular.

Siga bajando para encontrar más contenido