‘La seguridad no es tarea sólo de las empresas’

La inversión canadiense en Colombia continuará creciendo, no sólo en minería y petróleo.

Archivo Portafolio.co

Geneviève des Rivières finaliza su misión como Embajadora en Colombia.

Archivo Portafolio.co

POR:
septiembre 01 de 2011 - 12:05 a.m.
2011-09-01

 

Más allá de contar con un Tratado de Libre Comercio vigente, la relación con Canadá se destaca por el incremento de la inversión en Colombia.

El auge minero energético ha atraído a las compañías de ese país, aunque inquieta el tema de la seguridad, así como las reglas de juego para la operación.

Al término de su misión en Colombia, Geneviève des Rivières, embajadora de Canadá en Colombia, habló con Portafolio.

¿Cómo describe la relación entre los dos países?

Es dinámica, hay entusiasmo por parte de ambos gobiernos de aprovechar el TLC para profundizar la relación, pero eso es un marco porque por fuera hay mucho más que hacer. En mi opinión, esto es una estrategia de largo plazo, es construir sobre lo que se logra en acceso a mercados.

¿A cuánto asciende la inversión canadiense en Colombia?

La inversión de Canadá en Colombia rondó los 824 millones de dólares en el 2010, pero la cifra es mucho más alta, porque una parte importante de los recursos canadienses que vienen ha pasado por terceros países.

¿Aparte de minería y petróleo, qué otros sectores atraen empresas de Canadá?

El sector de telecomunicaciones tiene potencial especialmente en materia rural, ese tema lo hemos desarrollado por nuestras grandes distancias. También hay empresas de ingeniería que han venido ya a Colombia y que quieren seguir invirtiendo, aprovechando que las locales conocen el mercado y nosotros traemos tecnología y know how.

También es de interés lo relacionado con servicios a las empresas petroleras y minera.

Y, por supuesto, está el sector agroindustrial para nuestros productores de bienes terminados. Hay empresarios que ven a Colombia como una especia de hub para vender servicios a países vecinos. El TLC va a abrir un espacio importante, pero hay destacar que eso se da por otros factores.

¿Cuáles son las principales inquietudes de los empresarios?

Los costos de producción en Colombia no son bajos, pero mientras los precios del petróleo se mantengan al alza y los riesgos sean manejables, la inversión canadiense en este sector va a seguir creciendo y lo mismo aplica para el sector minero.

Sin embargo, para que la inversión canadiense pase de la fase de exploración a la de producción, los inversionistas necesitan reglas claras. Por ejemplo, el Gobierno tiene que establecer de una manera clara dónde se puede extraer el mineral y dónde no. Igualmente, las reglas alrededor de las consultas previas son complejas y a veces se puedan extender en el tiempo.

También demora mucho tiempo conseguir licencias ambientales, especialmente en el sector petrolero, por falta de recursos humanos en el Gobierno y por falta de un intercambio de información fluido entre las empresas y los funcionarios del Estado.

Lo anterior genera gastos adicionales para las empresas. También creo que es clave la infraestructura vial y para el transporte del petróleo, falta la construcción de oleoductos y las empresas están dispuestas a invertir si se les permite.

¿Y la seguridad?

La seguridad es fundamental y no puede ser responsabilidad sólo de las empresas. Este es un país con mas de 40 años de problemas, y las compañías tienen esquemas normales de seguridad pero no deben tener toda la responsabilidad, porque cuando se habla de la seguridad ante los grupos ilegales hay que tener el apoyo del Estado, porque no son expertas, ellas vienen a trabajar en su especialidad, y hay un límite a lo que pueden tomar en sus propias manos.

‘Tenemos ventaja considerable’

Para la embajadora de Canadá en Colombia, Geneviève des Rivières, la puesta en marcha del TLC con Colombia da un mensaje claro a Estados Unidos. “Estoy segura de que el TLC entre Colombia y Canadá pondrá más presión sobre la ratificación del TLC por parte del Congreso americano.

Las economías de los Estados Unidos y de Canadá están muy interrelacionadas.

Producimos lo mismo tanto en agricultura como en productos manufacturados. Los productores de los Estados Unidos podrían perder una parte de su segmento del mercado colombiano, si no se ratifica su TLC. La entrada en vigor del acuerdo con Colombia da a Canadá una ventaja considerable mientras el TLC con los Estados Unidos no se ratifique”, dice.

Luisa Gómez R.

 

Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido