Seguridad vial

Según el Informe sobre la Situación Mundial de la Seguridad Vial publicado por la Organización Mundial de la Salud, anualmente fallecen más de 1.2 millones de personas como consecuencia de accidentes de tránsito y más de 20 millones sufren traumatismos. El 90 por ciento de las fatalidades ocurren en los países de ingresos medios y bajos, que sólo tienen el 48 por ciento de los vehículos del mundo. Aproximadamente la mitad de quienes sufren siniestros son peatones, motociclistas o ciclistas.

POR:
julio 15 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-15

Entre las principales causas de la accidentalidad se encuentra la velocidad, el consumo de bebidas alcohólicas, la ausencia de casco entre los motociclistas, la falta de uso de cinturones de seguridad en los automotores y de sistemas de retención adecuada de los niños. Los costos económicos de la atención médica para quienes sufren traumatismos son significativos. Esto sin tener en cuenta la pérdida de la productividad futura de quienes se ven afectados. Se ha encontrado que pocos países disponen de una legislación apropiada y que para hacer frente a la accidentalidad la prevención es, de lejos, la mejor opción. Por ello, en Colombia se creó en 1995 el Fondo de Prevención Vial, FPV, cuyo objetivo es reducir la accidentalidad vial y sus niveles de mortalidad y severidad, a través de su entendimiento detallado y la realización de campañas de prevención, control, educación y persuasión para aumentar los niveles de conciencia de la sociedad sobre su importancia. En Colombia, desde su creación, los niveles de mortalidad por accidentes de tránsito han disminuido de 7.874 en 1995 a 5.431 en el 2008. El 67 por ciento de los muertos en accidentes de tránsito y el 74 por ciento de los heridos han sido motociclistas y peatones, quienes resultan ser los más perjudicados. Respecto de la accidentalidad de motociclistas, se busca actualizar el perfil socioeconómico y de movilidad, estructurar una campaña de educación y persuasión a través de canales efectivos y con mensajes adecuados, impulsar la generación de infraestructura y equipos seguros, promover y apoyar las actividades de control en las ciudades y carreteras críticas e implementar planes pilotos y motovías en algunas ciudades. Frente a los peatones, la prioridad es reducir su accidentalidad y niveles de mortalidad y severidad por medio de campañas, a partir del conocimiento y la experiencia generados. Se requiere identificar el perfil y factores de riesgo de los peatones, así como diseñar y difundir mensajes que fomenten comportamientos seguros entre y hacia los peatones e impulsar la generación de infraestructura segura. En cuanto a la incidencia del alcohol, se ha identificado que el 35 por ciento de los conductores muertos en Colombia por accidentes de tránsito presentaron índices de alcohol en la sangre. Por lo tanto, se busca reducir la incidencia del alcohol como causa de accidentalidad mediante acciones y mensajes que disuadan la conducción de vehículos bajo efectos del alcohol. Se requiere estimular y apoyar el control en las vías y fomentar tecnologías que detecten su consumo. Otra estrategia en que está empeñado el FPV es la identificación de puntos críticos de accidentalidad, mitigando la incidencia de la accidentalidad en esos lugares. En fin, el Fondo busca, mediante estrategias de vanguardia a nivel mundial, reducir la accidentalidad en Colombia en un ambiente de colaboración entre las autoridades colombianas representadas por los ministerios de Transporte y de Protección Social y las empresas aseguradoras del Soat encargadas de recaudar los recursos para la prevención vial. No obstante, la accidentalidad vial sólo se podrá mitigar si conductores, motociclistas y peatones prestan total colaboración a las políticas de prevención vial. '' La accidentalidad vial sólo se podrá mitigar si conductores, motociclistas y peatones prestan total colaboración a las políticas de prevención vial.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido