Un seguro contra catástrofes en toda América Latina promueve el Banco Mundial

Ese mecanismo, que se lanzó en octubre del año pasado es el único disponible para dar desarrollo a los países ante la posbilidad de que ocurra un siniestro natural.

Finanzas
POR:
marzo 29 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-29

Así lo manifestó Iván Zelenko, jefe de instrumentos derivados y financiación de la Tesorería de la entidad. "Un huracán o un terremoto puede interrumpir gravemente el camino hacia el desarrollo de un país y también genera un shock sobre las finanzas públicas", manifestó Zelenko en Cancún (México).

Después de un desastre natural "los gobiernos tienen más dificultades para acceder a los mercados de capitales y emitir deuda, por lo que se encuentran en una situación extrema para gestionar las finanzas públicas", añadió.

El experto francés ofreció una conferencia sobre seguros ante desastres. Declaró que los desastres naturales se han incrementado en el mundo tanto en frecuencia como en coste a consecuencia del cambio climático y del aumento de la densidad de población en las ciudades.

Los países en desarrollo están "particularmente expuestos" a las catástrofes debido a que solo el 3 por ciento de sus pérdidas potenciales están aseguradas, frente a un 45 por ciento en los países desarrollados, agregó.

A juicio del experto del BM, los programas de seguros actuales son insuficientes en el caso de grandes desastres porque esas tragedias sobrepasan las capacidades de los aseguradores locales y de las reaseguradoras globales, que sólo pueden asumir cierto riesgo.

"Por el contrario, los mercados de capitales son enormes, hay una gran capacidad para asumir riesgos y mucho apetito de los inversores para comprar ese riesgo", dijo.

A través del MultiCat, los países con el apoyo del BM crean un bono, cuya emisión se coordina con firmas fi nancieras especializadas y que se ofrece a través de una sociedad instrumental en los mercados internacionales de capital, inversores, compañías aseguradoras y reaseguradoras.

El país que contrata ese instrumento paga una prima de varios millones de dólares, dependiendo del monto total del seguro, a la sociedad instrumental.

El dinero recogido por la emisión de los bonos es depositado en una cuenta que invierte en bonos del Tesoro de Estados Unidos, lo que permite que el bono pague a los inversores una prima más un cupón con el tipo de interés del Tesoro estadounidense, explicó el experto.

Solo cuando se produce un desastre, los recursos se entregan al país y los inversores pierden el dinero que pagaron por los bonos. El único país que cuenta con este instrumento del BM es México, que emitió obligaciones por valor de 290 millones de dólares para protegerse contra terremotos y huracanes en dos áreas del Pacífico y en la ciudad de Cancún.

En el caso mexicano, sólo si el terremoto supera los 7,5 grados en la escala de Richter se paga el seguro al país, y en huracanes solo si el huracán supera cierto nivel de presión atmosférica.

Cancún (México), con EFE