Las seis propuestas de Asoenergía para bajar las tarifas

El gremio de los grandes consumidores de energía aseguró que no pedirán subsidios, sino competitividad al sector.

Las seis propuestas de Asoenergía para bajar las tarifas

Archivo Portafolio

Las seis propuestas de Asoenergía para bajar las tarifas

Finanzas
POR:
julio 29 de 2015 - 04:34 a.m.
2015-07-29

Con seis propuestas debajo de la manga la presidenta de Asoenergía, María Luisa Chiappe, asegura que es posible disminuir los costos de la energía en el país sin reducir la confiabilidad del sistema.

La vocera del gremio, que reúne a los grandes consumidores de energía, advierte que uno de los problemas de la matriz energética nacional es que, si bien hay suficiente energía para cubrir la demanda, los precios a los que se ofrece no son competitivos.

“Hay plantas que reciben cargo por confiabilidad, funcionan a líquidos y producen por encima de los $1.000 por kilovatio hora. Esto es entre 12 y 26 veces por encima del precio de bolsa. Estas empresas ni siquiera pueden ofrecer energía en el mercado porque el precio es inferior a sus costos de operación”, dijo Chiappe.

Ante esta situación, la asociación planteó tres propuestas al Gobierno en materia de generación y comercialización de energía y otras tres en materia de distribución que podrían reducir las tarifas entre un 20 por ciento y un 35 por ciento.

En primer lugar, el gremio propone que se abran nuevas subastas para ampliar la capacidad de generación como mínimo en 2.000 megavatios adicionales, pero que se condicione a que sea energía de bajo costo, es decir, hidroeléctrica o carbón.

Además, piden que se establezca un cargo por confiabilidad por méritos para las plantas existentes, en función de la eficiencia. “Hay que eliminar los incentivos para mantener en el mercado plantas ineficientes. Son verdaderos activos tóxicos que recargan los costos de la energía sin garantizar la confiabilidad”, señaló Chiappe.

Adicionalmente, el gremio pide que se les permita a los grandes consumidores acceder directamente al mercado mayorista de energía, sin intermediarios, como sucede en la actualidad.

En el esquema de distribución, el gremio pide también varios ajustes. Uno de ellos es que le solicitan a la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) que ajuste la remuneración a los costos de capital en las tarifas de transmisión y distribución. Esto es una tasa que se reconoce a las empresas de transmisión de energía, que está por encima del 14 por ciento (según los cálculos del gremio), y que deberían estar alrededor del 8 por ciento.

La otra propuesta es que los activos de transmisión y distribución del sistema se valoren, y remuneren, por precios del mercado. “Se está pagando por infraestructura vieja, que precisamente por el tiempo en operación tiene mayores costos de funcionamiento, como si fuera una nueva”, señaló Chiappe.

Por último los grandes consumidores piden que les den libre acceso a las redes de distribución en los niveles de tensión que necesitan. Actualmente tienen que pedir permiso a las empresas de transmisión para poder hacer un cambio, y no siempre es posible.

Todas estas propuestas fueron presentadas al Gobierno, pero, de acuerdo con Chiappe, aún no han tenido acogida. “No pedimos subsidios, lo que solicitamos es que se mejore la competitividad en el sistema”, señaló.