Sello de Icontec para bordadoras de Cartago; tradicionales calados hechos a manos tienen ahora certificado

Veintiuna bordadoras de Cartago y Ansermanuevo, donde hay 1.558 talleres de bordados, lograron el sueño de tener un diploma.

POR:
mayo 19 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-19

El Icontec les acaba de entregar el certificado de calidad, que les permitirá vender sus productos, hechos a mano, en las principales tiendas del mundo.

El proceso les tomó tres meses. Aunque han bordado toda la vida, no se las sabían todas. En el camino a la certificación, descubrieron los hilos adecuados para evitar que destiñan y manchen la prenda, y aprendieron cuáles telas son las propicias para trabajar el calado, por ejemplo.

En Ansermanuevo está la mayoría de las caladoras y Cartago concentra el mayor número de talleres. Ahora, estos dos municipios del norte del Valle, con una tradición que se remonta al siglo XIX, cuando las madres Vicentinas institucionalizaron las clases de bordado, se precian de tener a sus primeras bordadoras a mano certificadas por el Icontec.

"Hay países donde no conocen la puntada ni el bordado de Cartago. Ahora, con el sello de 'hecho a mano' no les quedará duda de que así fue bordado", dice el gerente de Casa del Bordado Frixio, Carlos Perea.

Siga bajando para encontrar más contenido