Senado de E.U.aprobó un muro en frontera mexicana

El Senado de E.U. aprobó ayer la construcciónde un muro en la frontera con México y la exclusión de delincuentesde un eventual programa de legalización para losindocumentados.

POR:
mayo 19 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-19

Los senadores aprobaron varias enmiendas para avanzarhacia la reforma del sistema de inmigración, mientras activistashispanos realizaron una jornada de presión política ante laCámara Alta para exigir un trato digno a los indocumentados.El Senado, que quiere aprobar su versión de la reforma parafin de mes -y armonizarla con la de la Cámara de Representantes-aprobó la construcción de un muro de 595 kilómetrosa lo largo de la frontera con México, y barreras a lo largode unos 800 kilómetros para sellar el paso de automóviles.También aprobó que se excluya de un eventual programade legalización a extranjeros indocumentados que hayan sidocondenados por un delito grave o por al menos tres delitosmenores.El gobierno mexicano rechazó la decisión del Senado deE.U. de construir un muro en la frontera para frenar la entradade indocumentados, pese a lo cual confió en que a finalesde este mes se apruebe una reforma migratoria ‘integral’.Los muros “son una señal de desconfianza y ésta nunca serála base de la amistad entre dos pueblos”, dijo Rubén Aguilar,portavoz del presidente mexicano, Vicente Fox. Por su parte,el canciller Luis Ernesto Derbez, anunció que el Gobiernoenviará una nota diplomática para expresar su preocupacióntras la determinación de los legisladores estadounidenses.Aguilar afirmó que el Gobierno de Fox “reitera su convicciónde que los muros no resuelven el problema migratorioni ofrecen una respuesta eficaz para garantizar la seguridaden la región fronteriza”.El portavoz señaló que la decisión adoptada por los senadoresestadounidenses va en contra de la tendencia de las relacionesinternacionales, que busca tender puentes y no construirmuros, y acercar a los pueblos derribando barreras físicas,comerciales y culturales.México reconoce que las medidas son decisiones que se tomanen el marco de su propia soberanía, la cual dijo respetar,pero considera que “la instrumentación de un nuevo régimenmigratorio bilateral debe encontrar fundamento en laresponsabilidad compartida y la cooperación”, dijo. Efe ‘Soldados en la frontera no resolverá nada’ Ante el anunciado despliegue de miles de soldados de la Guardia Nacional estadounidense y la construcción de nuevos muros, la respuesta predominante es de abierto escepticismo a ambos lados de uno de los principales puntos fronterizos entre México y E.U. Entre Nuevo Laredo (México) -escenario diario de violentos enfrentamientos del narcotráfico mexicano. y Laredo (E.U.), una próspera ciudad, la de mayor crecimiento de Texas, cruzan a diario más de 6.000 camiones. Se trata del punto de cruce de tránsito comercial más importante entre ambos países. “Ya antes lo habíamos visto, ya se intentó en 1986 durante la ley Simpson-Rodino, se autorizó el despliegue de tropas y poco a poco se retiraron, porque se demostró que no es efectivo”, explicó en Laredo el abogado especialista en migración José Salvador Téllez. “Es evidente que es importante la seguridad del país, pero los militares no pueden actuar como agentes de policía o migración en contra de nuestra gente”, opinan los habitantes de Laredo. AFPEstableció el inglés como otra barrera a inmigrantesWashington. El Senado de Estados Unidos aprobó ayer unaenmienda que convierte el inglés en ‘lengua nacional’ delpaís, como parte del debate sobre migración que legalizaría amillones de indocumentados. “El gobierno de Estados Unidos debe preservar y mejorarel papel del inglés como lenguaje nacional”, señala la enmienda,que generó fuerte oposición en filas demócratas.La enmienda, presentada por James Inhofe (republicanode Oklahoma), exige que los nuevos ciudadanos y poseedoresde ‘green cards’ (permisos de trabajo y residencia permanente)aprueben un examen de inglés y que todos los trámitesy negocios oficiales sean conducidos en inglés, con excepcionesen el caso del voto, de la presencia de intérpretes en juzgadosy la asistencia en desastres naturales.Salvo que la ley lo estipule “nadie tiene derecho a exigirque el gobierno estadounidense o sus representantes” se expresenen una lengua que no sea el inglés, indica la enmienda.El jefe de la oposición demócrata en el Senado, Harry Reid(Rhode Island), dijo que la enmienda era racista y que “estádirigida a la gente que habla en español”, que representan la mayoría de los inmigrantes legales e ilegales en E.U. AFPLEGALIZACIÓNEl proyecto de ley sobre migración que se discuteactualmente en el Senado estadounidenserequiere asimismo que los indocumentados aprendaninglés para ser legalizados y aspirar luego a la ciudadanía.Una versión del himno estadounidense en español generóa fines de abril una fuerte controversia que involucró hastaal presidente George W. Bush, quien pidió a los inmigrantesaprender inglés para poder cantarlo en su versión original.595kilómetros tendrá el muro que se construiríaen la frontera entre México y E.U.

Siga bajando para encontrar más contenido