‘Será indispensable un aumento de $8 billones en el recaudo'

El director ejecutivo de Fedesarrollo, Leonardo Villar, contó que la Comisión que propondrá las bases de la reforma tributaria estructural planteará mecanismos para tapar un hueco de 1 por ciento del PIB que la caída en los precios del petróleo le dejará al Estado.

‘Será indispensable un aumento de $8 billones en el recaudo'

Rodrigo Sepúlveda/ Portafolio

‘Será indispensable un aumento de $8 billones en el recaudo'

Finanzas
POR:
febrero 26 de 2015 - 11:57 a.m.
2015-02-26

En medio de pronósticos que no son del todo alentadores para la economía colombiana, el director de Fedesarrollo, Leonardo Villar Gómez, fue llamado por el Gobierno para formar parte de la Comisión de Estudio del Sistema Tributario Colombiano, la cual diseñará las bases de la prometida reforma tributaria estructural.

Villar le contó a este diario que un grupo de nueve expertos buscará mecanismos para aumentar el recaudo en $8 billones y que se discutirán temas como bajar la carga tributaria a las empresas y el diseño de mecanismos para combatir la evasión de impuestos.

Además, el directivo señaló que la economía crecerá 3,5 por ciento este año, pese a afrontar choques externos de grandes dimensiones.

El año comenzó con petróleo a US$50, con un recorte fiscal de $6 billones y pronósticos reducidos del PIB...

El ‘shock’ que sufrió la economía en el segundo semestre del 2014, y que nos está afectando, es de proporciones muy grandes. Tranquiliza que frente a esto el desempeño económico será relativamente positivo.

América Latina probablemente crecerá poco más del 1 por ciento en el 2015 y lo mismo sucedió en el 2014. Mientras tanto, Colombia creció un 4,8 por ciento el año pasado.

¿Cuánto crecería el PIB en este año?

En el 2015 habría una desaceleración importante, pero un crecimiento del orden del 3,5 por ciento que, si bien es inferior al del 2014, es positivo en el contexto internacional.

Si Colombia logra pasar esta coyuntura y recuperar el dinamismo que traía, puede considerarse que salió bien librada de un gran choque.

¿La Regla Fiscal sí da los elementos para afrontar estos choques?

Hay muchos elementos para afrontar ese choque, y también, la confianza que da la Regla Fiscal. Uno de ellos es la flexibilidad cambiaria. Hechos como la reacción de la tasa de cambio y una inflación bajo control dan al país ‘colchones’ que no había tenido en el pasado.

Hoy, la credibilidad en las metas de inflación del Emisor permite que la tasa de cambio se ajuste. Eso tiene un impacto sobre la actividad productiva, porque ayuda a los sectores transables (como industria y agro).

¿Qué tan fuerte será el golpe para los dividendos de Ecopetrol?

Es un tema que la junta directiva de Ecopetrol debe definir en estos días.

Ecopetrol se ha visto muy afectada por la caída del petróleo y esto ha tenido implicaciones enormes en las utilidades y en la capacidad de repartir dividendos.

La petrolera se verá afectada en el 2015 por repartir dividendos y por pagar impuestos sobre las utilidades del 2014. El impacto sobre el Gobierno se verá reflejado parcialmente este año y también en el próximo, cuando la repartición de utilidades y el pago de impuestos se hagan sobre los ingresos del 2015.

¿Hay que preocuparse ahora por la inflación?

Las expectativas de inflación se mantienen controladas, pese a que ha habido un reciente repunte de la inflación observada. Eso responde a la depreciación del peso, que afecta a algunos bienes importados, y también, al comportamiento del precio de los alimentos.

La inflación terminaría el año cerca del 3 por ciento, probablemente un poco por encima. La proyección que tenemos es del 3,4 por ciento.

¿Cuándo inicia labores la Comisión que hará las bases de la reforma tributaria estructural?

La idea es arrancar la semana entrante. Nos reunimos y la idea es una primera reunión de fondo.

¿Cuáles son los temas fuertes con los que arranca la Comisión?

Uno es el de las fundaciones sin ánimo de lucro; otro, el del impuesto de renta. También está el de gravámenes como el IVA y el vínculo que hay con impuestos que pagan las empresas a nivel territorial –como el de Industria y Comercio (ICA)–.

Voces empresariales dicen que la reforma tributaria estructural debería radicarse el próximo año…

El tema es de una urgencia que hace deseable que se pueda al menos iniciar la discusión de una reforma este mismo año en el Congreso. La caída en ingresos del Gobierno por cuenta del tema petrolero es de por lo menos 1 por ciento del PIB (cerca de $8 billones) en el mediano plazo.

El país debe tomar la decisión de si esos ingresos se reponen con otro tipo de impuestos o sacrifica muchísimos avances sociales que se pueden hacer con los programas que estaban previstos. 

Además, será indispensable un aumento en el recaudo del orden del 1 por ciento del PIB ($8 billones). Tenemos que mirar en la Comisión la magnitud de esas necesidades. Se va a necesitar una reforma sustancial desde el punto de vista de aumento del recaudo.

Afortunadamente el Gobierno plantea que hay que aprovechar esa circunstancia para revisar la estructura tributaria, que tiene muchas falencias. 

En la manera como se cubra ese hueco de $8 billones, vale la pena incorporar consideraciones estructurales para que la reforma no solo sea para aumentar impuestos, sino para mejorar la estructura tributaria. Que esa estructura sea más amigable con el empleo, el crecimiento y la inversión. 

El régimen tributario colombiano no ayuda a la redistribución del ingreso.Ese es uno de los temas que tiene que ser debatido para ver cómo hacemos más equitativa la estructura.

Otro asunto que debe debatirse es cómo lograr que los impuestos recaigan más sobre las personas naturales y menos sobre las empresas.

¿Cómo buscar fórmulas contra la evasión?

Uno de los retos de la Comisión es buscar ajustes en los procesos e instituciones para facilitar la lucha contra la evasión. Por ejemplo, uno de los temas que se ha discutido es la tecnificación del recaudo del IVA y la introducción de las facturas electrónicas. En esto estamos rezagados.

Sin embargo, no puede pensarse que la lucha contra la evasión evitará la necesidad de hacer ajustes en algunas tarifas, los cuales pueden ser dolorosos e impopulares.

La queja de que la tributación efectiva de las empresas es muy alta es recurrente...

Cuando se suman los impuestos nacionales con los territoriales, la tarifa que pagan las empresas es muy alta. Claramente, Colombia tiene un recaudo tributario bajo pagado por compañías formales.

Por otro lado, hay exenciones que benefician a los más ricos. Ese tema debe ser abordado por la Comisión.

Héctor Sandoval D.

hecsan@eltiempo.com