Servicios públicos y los ODM

Las empresas de servicios públicos de Colombia contribuyen al alcance de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, propuestos internacionalmente por las Naciones Unidas.

POR:
julio 10 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-10

Así lo pudo establecer un estudio piloto realizado por Naciones Unidas para la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Públicos Domiciarios (Andesco). Entre los aspectos destacados en la muestra se subraya que, para cada uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, hay aportes relevantes que hacen la diferencia, pero existen retos en los cuales se debe seguir trabajando. Aquí es importante recordar estas metas propuestas a nivel mundial: la primera, erradicar la pobreza extrema y el hambre; la segunda, lograr la educación básica universal; tercera, la equidad de género y la autonomía de la mujer; cuarta, reducir la mortalidad infantil; quinta, mejorar la salud sexual y reproductiva; sexta, combatir el VIH/SIDA, la malaria y el dengue; el séptimo, garantizar la sostenibilidad ambiental; y la octava, fomentar una asociación mundial para el desarrollo. Logros De estos ocho objetivos se pudo establecer que los programas de responsabilidad social de las empresas de servicios públicos han impactado con mayor fuerza en el primero, en el segundo y en el séptimo. Al comentar estos resultados, el Coordinador del Proyecto de Responsabilidad Empresarial de las Naciones Unidas, César Caballero, indicó que el trabajo de reducción de la pobreza (ODM 1) se ha hecho especialmente con comunidades en las que las empresas tienen gran influencia. “Los resultados dejan percibir que hay un marcado interés por incluir este tema en las políticas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) y por articular proyectos productivos que permitan a los beneficiarios ser artífices de su propio desarrollo”, sostuvo Caballero. De hecho, la encuesta revela que las organizaciones consultadas apoyan a sus empleados de más bajos recursos para la compra de vivienda propia. Por otra parte, según Naciones Unidas, el campo al que las empresas más le han apostado, es el de la educación (ODM 2). Sus programas, en este caso, ya no están orientados solo hacia las comunidades, sino que también incluyen a los empleados y a sus familias. En los ODM 3, 4, 5 y 6, se puede decir que hay algunas empresas que promueven campañas en materia de generación de conocimiento acerca del acoso laboral o en la prevención de enfermedades, pero, en general, en estos cuatro objetivos se observan pocos aportes. En cuanto al ODM 7 (sostenibilidad ambiental), se deduce que hay un importante número de empresas que tienen una política ambiental definida y estructurada, pero pocas tienen certificaciones oficiales en este campo. Los retos continúan para estas empresas. El panorama general es alentador. Si bien, en un país como Colombia hay mucho trabajo por hacer, las organizaciones empresariales han entendido que no son solo un actor pasivo de la sociedad, sino que también tienen un rol fundamental para el desarrollo de las personas.Es hora de incursionar en la energía eólicaEl cambio que sufre el clima por culpa de los gases de efecto invernadero tendrá mayor incidencia en la actividad productiva y económica. Este fue uno de los anuncios que hizo Richard Gledhill, experto británico en cambio climático, de la firma Pricewaterhouse- Coopers. Según Richard para el año 2020, entre 75 millones y 250 millones de personas quedarán expuestas a tener problemas de acceso al agua potable, debido al cambio climático. Invitó a las empresas para que dejen de utilizar fuentes de energía ‘sucias’, que ocasionan daño al ecosistema, como los hidrocarburos y el carbón, y opten por sistemas limpios que no contaminen la atmósfera con emisiones de dióxido de carbono (CO2). Destacó que en Colombia, actualmente, más de tres cuartas partes de la electricidad que se produce proviene de fuentes renovables, casi en su totalidad en forma de generación hidroeléctrica. Llamó la atención a las empresas de servicios públicos, para que aprovechen el viento e incursionen en la generación de energía eólica. Según un estudio realizado por el Banco Mundial, si en Colombia se utilizara este sistema, se podría cubrir todas las necesidades de fluido eléctrico que requiere la nación. Los países que entren en este contexto tienen el reto de optimizarse dentro de los estándares del desarrollo sostenible, para lo cual es importante el cambio de paradigmas y el entendimiento del nuevo esquema de producción mundial al que ahora son sometidos por el cambio climático. Gledhill se desempeña como director del equipo asesor del Gobierno de Gran Bretaña en el proyecto de captura y almacenamiento de carbono.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido