Siembra y cosecharás

Basados en el incremento en los precios de los alimentos, afirmaciones del ministro de Agricultura Andrés Felipe Arias y del mismo presidente Uribe, se creería que Colombia tiene la oportunidad de hacer parte de una bonanza agropecuaria sin precedente.

POR:
mayo 15 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-15

Sin embargo, yo les sugeriría que no se aceleren a montar muchas fincas, pues la producción de alimentos en Colombia con fines exportadores merece analizar más argumentos, más que los esgrimidos recientemente. Empecemos por aclarar que el mundo no vive una escasez de alimentos. Cifras de la FAO muestran un crecimiento constante de la producción, entre el 1 y el 2 por ciento anual desde hace más de 30 años, sin embargo, sus precios se han elevado presionados por una mayor demanda en los países asiáticos y la India, y el alza del petróleo. En realidad, la escasez de alimentos se da en países que perdieron su poder adquisitivo al devaluar su moneda frente al dólar, y donde el 90 por ciento de los ingresos son destinados a alimentación. Estos son los 5 argumentos que respaldan mi escepticismo frente a un boom agropecuario nacional, a pesar que en el 2007, los cereales registraron un aumento del 41 por ciento; los aceites vegetales un 60 por ciento y los productos lácteos un 83 por ciento. 1. Encarecimiento de los agroinsumos. Herbicidas y abonos han incrementado sus precios entre un 30 y un 77 por ciento en el último año, por su parte el alimento animal se ha encarecido de la mano del precio de los cereales. 2. Sigue revaluándose el peso. El peso es, gracias a muchos factores, la moneda más revaluada del mundo en lo que va del 2008, y la segunda en los últimos 12 meses. Analistas incluso le apuestan a los 1.600 pesos por dólar. 3. Altísimas tasas de interés. Las continuas alzas han hecho que las tasas para créditos comerciales superen el 20 por ciento. 4. Deficiencia en infraestructura vial. Los ejemplos son innumerables. No hay más que leer un editorial publicado recientemente en este diario llamado ‘Más de lo mismo’. 5. No hay tratados de exportación de alimentos. Si apenas el pasado 30 de abril, por primera vez en la historia, se aprobó un acuerdo para la exportación de productos avícolas a Venezuela, nuestro principal comprador de alimentos, imagínense en qué estarán los tratados con países más exigentes en reglamentaciones alimentarias como la Unión Europea. Si bien Colombia cuenta con la tierra, el clima y la ubicación geográfica para ser un fuerte productor de alimentos, es fundamental que primero el Gobierno defina los sectores a los que le apuesta a largo plazo (como lo hizo Dubai con el turismo), y ponga en marcha acciones claras y coherentes que le aporten competitividad a este sector. Hecho esto, los empresarios y la inversión extranjera no tardarán en llegar.'' En realidad, la escasez de alimentos se da en países que perdieron su poder adquisitivo al devaluar su moneda frente al dólar.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido