'Siempre buscamos oportunidades de expansión': Presidente del Banco de Bogotá

La entidad tiene proyecciones ambiciosas para fortalecerse en el 2010 y su patrimonio le permite crecer mucho más. El directivo dice que la banca colombiana no necesita más exigencias de capital.

POR:
marzo 19 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-19

El jueves pasado se realizó la asamblea de accionistas del Banco de Bogotá, donde se aprobó un dividendo de 131 pesos por acción y por mes. El presidente de la entidad, Alejandro Figueroa, dice que el banco está analizando constantemente oportunidades de expansión, tanto en el mercado local como en el exterior.

Entidades financieras nacionales miran bastante, por ejemplo, hacia los mercados de Centroamérica y Perú y no es de extrañar que los bancos colombianos se expandan hacia esos mercados. Alejandro Figueroa dice que el hecho de mirar oportunidades es una tarea constante en la entidad y señaló que el Banco de Bogotá tiene el apoyo de sus accionistas para seguir en esa labor.

En líneas generales ¿cuáles son los planes de expansión internacional del Banco de Bogotá para el 2010?

Nosotros siempre estamos buscando buenas oportunidades porque cuando se hace una inversión importante se debe buscar una muy buena opción que sea complementaria con la entidad como fue el caso de Megabanco. Estamos permanentemente en la búsqueda de bancos que sean complementarios y que estén a precios razonables. Siempre estamos mirando oportunidades de inversión.

En el momento en que se presenten lo haremos porque tenemos un gran apoyo de los accionistas en términos de patrimonio. Nosotros no tenemos temas de restricción para hacer buenas adquisiciones en el momento en que se presenten.

El patrimonio del Banco de Bogotá creció sustancialmente en el 2009 ¿Por qué se dio esa situación?

Hay dos tipos de crecimiento. Uno es el aumento natural por la capitalización de utilidades, que el año pasado crecieron sustancialmente. Segundo, por las valorizaciones de sus activos, entre ellos la inversión que tenemos en Corficolombiana, en donde participamos con el 37 por ciento de su capital.

¿Con la fusión de la compañía de leasing con el banco, cuál es el futuro de ese negocio?

La leasing es una de las grandes oportunidades que tiene el Banco de Bogotá de crecimiento para este año porque la participación nuestra en ese mercado es pequeña. Dada la gran relación que tenemos con el sector corporativo hay una gran oportunidad con las empresas. Por eso le vamos a dar un gran impulso al leasing.

¿Cuáles son las otras prioridades del banco para este año?

El mercado corporativo, el leasing, el consumo, tarjetas de crédito y en todos los servicios que prestamos.

¿Cuál es la proyección de crecimiento de la cartera para este año?

Razonablemente puede haber un crecimiento del orden del 10 por ciento tanto en la cartera comercial como en la de consumo, lo cual está muy relacionado con el crecimiento de la economía. La razón por la cual el año pasado el crédito no creció fue porque la economía tampoco lo hizo.

Por lo que hemos visto en los dos primeros meses del año creemos que podemos tener un crecimiento del orden del 10 por ciento.

La Superfinanciera pidió a los bancos como medida preventiva guardar un poco de sus utilidades para fortalecerse más. ¿Cómo les fue con esa decisión?

Así lo hicimos. Nosotros tradicionalmente hemos guardado alrededor del 50 por ciento de las utilidades para mejorar nuestro patrimonio técnico y hoy tenemos una relación de solvencia del orden del 12 por ciento, cuando la regulación exige el 9 por ciento.

¿Teme que las normas internacionales que se impongan en el marco de Basilea exijan nuevas capitalizaciones?

Hay un gran debate a nivel del comité de Basilea y los documentos preliminares que han salido para revisión indican que se quieren imponer niveles de solvencia mucho mayores de las que rigen hoy.

Desde nuestro punto de vista creemos que no es necesario. Todos los bancos colombianos como los latinoamericanos han tenido un buen comportamiento con el manejo del riesgo y nosotros estamos más inclinados a que se incluyan como activos de riesgo todas aquellas operaciones que los bancos internacionales que tuvieron fallas los tenían por fuera del balance.

Esto produciría un efecto similar porque al incluir eso como activos de riesgo, un banco tiene que tener un capital adecuado pero no creemos que el camino sea aumentar los requerimientos de capital.

¿Colombia estaría obligada a adoptar esas políticas?

No hay una obligación, pero las autoridades de regulación son un gran orientador. Si todas las autoridades regulatorias deciden subirlo, Colombia no puede ser el único país que no lo haga. Aquí ha sido muy buena la labor de la Superintendencia Financiera, aumentando los requerimientos de provisiones.
Siga bajando para encontrar más contenido