Siete accidentes aéreos han ocurrido en Colombia en lo que va de 2008

Este lunes se produjo el último de ellos, cuando un Boeing 747-200, de la empresa estadounidense de carga Kalita Air, se estrelló al intentar regresar a Bogotá tras reportar un incendio en un motor.

POR:
julio 07 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-07

La aeronave estaba en arriendo a la compañía Centurión, según indicó la Aeronáutica Civil. El siniestro, que dejó tres muertos, ocurrió en Madrid (Cundinamarca).

Es el segundo episodio que se presenta con aviones de carga, ya que hace dos meses otra aeronave que presta ese mismo servicio comenzó a quemar gasolina cuando sobrevolaba Bogotá pues el peso del combustible no le permitía elevarse, en un evento que aterró a varios habitantes de la zona de Ciudad Salitre al occidente de la capital.

La mayoría de accidentes de este año han sido de aerotaxis en la zona de los Llanos Orientales.

De otra parte, una vez se conoció el accidente de este lunes, dos comisiones de Estados Unidos, expertos de la Administración Federal de Aviación y de la TSB, que es la agencia de seguridad aeronáutica de ese país, viajaron a Colombia para participar en la investigación que lidera la Aeronáutica Civil de Colombia.

Las comisiones participan en la investigación en forma voluntaria y estrictamente a manera de colaboradores.

La entidad informó que ya verificó y encontró que todos los papeles de la compañías de aviación están en regla, tanto el certificado de areronavegabilidad, seguros y demás requisitos legales, están en orden y al día.

Una fuente de la Aerocivil agregó que aún así se inició una investigación para establecer los niveles de responsabilidad. Por lo tanto los familiares de las tres personas que perdieron la vida, entre ellos dos menores de edad, quedaron amparados por los seguros existentes y ese es un trámite que deberán adelantar con la empresa Kalita Air directamente.

El accidente

El avión 747 de carga cayó a las 3:50 hora local, en una región del municipio de Madrid, Cundinamarca, y a unos 25 kilómetros al noroeste de Bogotá.

Los ocho tripulantes resultaron con contusiones. La aeronave llevaba entre su carga flores para exportación.

Las víctimas eran tres residentes de una humilde vivienda en una finca donde cayó el avión, informaron las autoridades. El médico Hernando Durán, director del hospital de Madrid, dijo que al menos dos personas eran atendidas en su centro médico, a quienes identificó como los ciudadanos estadounidenses Iván Dankha, de 49 años, y Frank Holley, de 45.

Ambos se encontraban estables y eran atendidos por contusiones leves, dijo el médico.

Otros seis ciudadanos de E.U. tripulantes de la nave fueron transportados al Hospital Central de la Policía, en Bogotá, donde su director el coronel Nader Luján dijo que al menos uno de los heridos, identificado como Joseph Kendall, fue necesario operarlo y que la cirugía fue exitosa.

Oficial

El subdirector de la Aeronáutica Civil, coronel Donald Tascón, indicó que la última comunicación de la tripulación con la torre del aeropuerto en Bogotá dio cuenta del incendio de un motor de la nave y segundos después se perdió el contacto.

Tascón dijo que la investigación determinará si fue ese incendio lo que ocasionó el accidente y a la vez qué fue lo que provocó las llamas en el motor.

"Fue una emergencia muy bien sorteada porque logró (la tripulación) encontrar ese campo" desierto, dijo Tascón. Al caer, el avión se partió en dos y con la cola, probablemente destruyó la humilde vivienda.

Siga bajando para encontrar más contenido