Sigue debate por ayuda a la industria automotriz

La Casa Blanca subrayó ayer que apoya la idea de ayudar a la industria automovilística, pero cree que el dinero no debe provenir del programa de rescate financiero ya aprobado de 700.000 millones de dólares. Mientras los legisladores regresaban a sesión para centrarse en la economía, la portavoz del presidente George W. Bush, Dana Perino, emitió una declaración en la que dijo que el Gobierno “no quiere que quiebren los fabricantes de autos”.

POR:
noviembre 18 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-18

En la declaración matutina, Perino dijo que los 25.000 millones que los demócratas desean sacar del plan de rescate deberán provenir de un programa del Departamento de Energía aprobado previamente para desarrollar vehículos más eficientes en el uso de combustible. General Motors Corp., Ford Motor Co. y Chrysler LLC buscan una infusión de 25.000 millones de dólares, una cifra que el domingo recibió el respaldo de varios senadores demócratas, quienes presentarían en el Senado una ley que adjunta un paquete de ayuda para la industria automotriz a una legislación aprobada en la Cámara de Representantes para extender los pagos por desempleo. Se espera que la votación se realice el miércoles. AP OPOSICIÓN El domingo, los principales senadores republicanos se opusieron a un plan de rescate del Partido Demócrata para mantener a flote al sector automotriz estadounidense, y lo compararon con “un dinosaurio al que le ha llegado su hora de ajustar cuentas”. Lo califican de poco innovador y mal administrado. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido