Sigue frenado mercado de autos

El fenómeno registrado en los últimos cuatro años, cuando en Colombia comenzaron a venderse más vehículos importados que los ensamblados en el país, continúa inmodificable.

POR:
julio 15 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-15

Las ventas a los concesionarios registraron, en el primer semestre de este año, 110.005 unidades, de las cuales, el 61,8 por ciento correspondieron a importados (67.998 unidades ) y el 38,2 por ciento (42.007) a vehículos de ensambladoras nacionales. En el mismo período del año pasado se colocaron al por mayor 123.386 unidades, de las cuales 80.118 (64,9 por ciento) eran importados y 43.268 de origen nacional (35,1 por ciento). Según la firma Econometría, la ligera disminución de los importados se debe al bajón en la demanda de los vehículos comerciales, especialmente de carga, que en su mayoría son producidos fuera del país. ¿Y qué está pasando en el mercado? Según las cifras, en junio de este año se registró un nuevo descenso en las ventas, del 7,1 por ciento, en comparación con el 2007, pero estas siguen siendo superiores a las del mismo periodo del 2006 y del 2005. En efecto, en los primeros seis meses se acumularon 110.750 unidades vendidas. Según Juan Manuel Díaz García, consultor de Econometría, el comportamiento de los diferentes segmentos del mercado ha mantenido la tendencia observada durante los últimos meses. “Las ventas de taxis son las que registran una mayor caída, 44 por ciento, frente a lo observado en junio del año pasado, y de 28,8 por ciento en el acumulado del primer semestre. Y los vehículos utilitarios 4x4 son los que muestran el mayor crecimiento, registrando en junio ventas similares a las del mismo mes del año pasado y acumulando un crecimiento de 14,4 por ciento en el primer semestre”, explica. Otros analistas tampoco consideran preocupante el bajón en las ventas automotrices porque era previsible luego del auge de los últimos años. Además, las ventas estuvieron represadas en enero y febrero, porque los consumidores tenían expectativas de mayores impuestos y había incertidumbre por las restricciones en Venezuela. Sin embargo, llevan dos meses bajando en niveles del 7 por ciento, y ya se empiezan a ver regalos de anillos de diamantes o el pague uno y lleve dos para atraer consumidores. El problema es manejable para grandes concesionarios, pero para los que tienen todo su capital invertido en inventarios el negocio no resulta claro. El pasado 11 de junio, según la propia Econometría, el Ministerio de Transporte emitió el Decreto 2085 reglamentando el ingreso de vehículos de servicio particular y público de transporte terrestre de carga. La medida aumenta significativamente el monto de la caución para garantizar el proceso de desintegración asociado a la reposición vehicular. Además, reduce de 18 a seis meses el plazo establecido para la desintegración, al tiempo que la hace extensiva a los vehículos de uso particular. La norma fija el valor de la caución en 60 millones de pesos para tractocamiones articulados, en 40 para vehículos rígidos dobletroque y en 20 para los vehículos rígidos de dos ejes. Se aumenta, frente a la norma de 2006, en 140 por ciento el monto de la caución para un vehículo articulado de 20 toneladas y, para uno rígido de dos ejes de cinco toneladas, en más de tres veces. COLMOTORES DICE QUE HAY SATURACIÓN DE CRÉDITOS En el primer semestre de 2008 GM Colmotores alcanzó 41.757 unidades vendidas al detal, con una participación de 34 por ciento y una de las más altas de la em- presa en el mundo (los primeros dos puestos en participación de su mercado os ostentan Ecuador y Venezuela). El comportamiento del primer semestre también se debe a un aumento considerable de las tasas de interés: de 0,99 por ciento que se tenía en julio del 2007 ha llegado a 1,8 por ciento en abril del 2008 para los crédi- tos de consumo. Juan Manuel Hoyos, gerente de Mercadeo de GM Colmotores, atribuye el bajón del mercado a una saturación de crédito, porque los consumidores se endeudaron desbordando su capacidad de pago y la cartera vencida viene aumentando. “Tam- bién creemos que es como conse- cuencia de una reducción del cli- ma de negocios, los clientes insti- tucionales consideran que la eco- nomía ya no tiene la misma diná- mica y están frenando la inversión en nuevos equipos”, afirma. Pedirán a Venezuela revisar cuota de carros El Gobierno de Colombia pedirá oficialmente a Venezuela revisar la cuota de automotores que vende a ese país, la cual fue reducida al comenzar el año, de 62.000 a 16.000 unidades, y el pago atrasado de sus ventas por unos 500 millones de dólares, reveló ayer el ministro de Comercio Exterior, Industria y Turismo, Luis Guillermo Plata. El funcionario dijo que los titulares de las carteras de Agricultura, Comercio y Comunicaciones de los dos países, coordinados por sus cancillerías, se reunirán en un mes, aproximadamente, aunque no hay fecha ni lugar definidos para tratar este y otros temas. “El presidente Hugo Chávez entendió claramente que (la reducción de las ventas de vehículos ensamblados en Colombia), era insuficiente para las necesidades colombianas y se comprometió a mirarlo”, dijo Plata. Asimismo, en la cita ministerial de los dos países, se ventilará el tema de los pagos atrasados por la Comisión de Administración de Divisas (Cavidi, dependencia del Ministerio venezolano del Poder Popular para las Finanzas), “de muchas empresas que han exportado a Venezuela y no han recibido el pago y que empiezan a tener ya un efecto importante en la caja de cada una”, explicó Plata. Según el titular de Comercio Exterior, “el presidente Chávez dio su visto bueno para que esto quede solucionado”, y de ahí la reunión de ministros, para mirar el tema concretamente y encotrar salidas puntuales para los exportadores. Plata señaló también que el viernes pasado en la cumbre entre Chávez y el presidente colombiano, Álvaro Uribe, con sus respectivas comitivas en la Refinería de Amuay, estado de Falcón, “no se habló de cuotas puntuales, pero sí se expusieron las inquietudes”. El Ministro admitió no saber en cuántos empleos ha repercutido la medida venezolana de reducir las importaciones de automotores colombianos, adoptadas por el Gobierno venezolano. El mandatario venezolano redujo esas compras tras la operación militar colombiana, en territorio ecuatoriano, contra un campamento de las Farc. En el posible encuentro ministerial de los dos países también se analizará el tratado de doble tributación y la relación comercial a futuro ante la salida de Venezuela de la Comunidad Andina (CAN), concluyó el Ministro colombiano. EfeWILABR

Siga bajando para encontrar más contenido