Sigue ‘leguleyada’ por Eldorado

Al mediodía de este martes, una de las cabezas de un grupo proponente en la licitación del aeropuerto Eldorado recorría con sus abogados el Centro Empresarial Torre Central de la capital del país.(VER GRAFICO)

POR:
agosto 17 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-17

El motivo: quería demostrar que no es un centro comercial como lo planteó uno de sus competidores en el negocio de Eldorado, cuyo valor supera los 600 millones de dólares. El anterior es solo un ejemplo de lo complicado que ha sido el recorrido del proceso y que ayer sufrió un nuevo contratiempo, al prorrogarse una vez más la adjudicación del contrato. Desde que se anunció la apertura de la licitación para entregar en concesión el aeropuerto Eldorado a finales del año pasado, el tema ha estado salpicado de suspicacias y acusaciones entre los proponentes, usando todo tipo de instrumentos ortodoxos y no ortodoxos, pero muchos de ellos anónimos. Hace unos días, un comité evaluador calificó las cinco propuestas presentadas y determinó que dos no tenían problemas, otras dos debían hacer aclaraciones y presentar nueva documentación y una se declaró virtualmente no elegible. Esta última alegó y volvió a quedar adentro. Y luego en forma sorpresiva, el pasado lunes, a cuatro días de conocerse una definición, la Procuraduría General de la Nación intervino haciendo observaciones a la calificación de los distintas propuestas. Según el organismo, se podría estar desconociendo los principios de igualdad y selección objetiva por parte del comité evaluador al excluir a algunas firmas y planteó una nueva revisión y evaluación de las propuestas. Aunque para algunos la participación de la Procuraduría es un nuevo factor de perturbación al proceso, la realidad es que ya advierte que gane quien gane la concesión de Eldorado el lío jurídico va para largo, pues ya se preparan demandas por parte de los abogados que acompañan a los proponentes, con todo tipo de argumentos legales, que arrancan en la violación de los principios de igualdad y selección objetiva. Para completar el asunto, el Consejo de Estado se pronunció este martes advirtiendo la ocurrencia de conflicto de intereses de la firma Durán & Osorio que participó en la estructuración del proyecto. Según el tribunal la firma deberá ser retirada. Si el Gobierno decide su retiro deberá buscarle reemplazo, lo cual podría entregar un nuevo argumento de demanda del proceso, pues se podría alegar la existencia de vicios desde tiempo atrás. Aunque no se sabe la nueva fecha para conocer el ganador, en principio de habla de cinco días hábiles.

Siga bajando para encontrar más contenido