Sigue preocupación por sanidad animal

Al caso reportado la semana pasada en Francia y al brote en Colombia, la Organización Mundial de la Sanidad Animal (OIE), notificó ayer en Buenos Aires un nuevo caso de rabia en una mascota doméstica, importada al país, que murió como consecuencia del virus. El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) está informando sobre esta situación a los pasajeros extranjeros que ingresen al país. Por otra parte, en Belice (Centroamérica), se han presentado varios focos de la enfermedad de Newcastle en galpones de pollos de engorde y ponedoras, todos en explotaciones que se proveen de agua en un río, no del sistema de suministro de agua de la comunidad.

POR:
noviembre 25 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-25

En total, 5.087 aves murieron como consecuencia del virus, en 6.020 se les ha diagnosticado el mal, 24.413 han sido sacrificados como medida de control de la enfermedad, mientras que de otros 29.500 ejemplares se sospecha que podrían portar el virus. Como otras medidas de control, se determinó ejercer una vigilancia sobre las especies que podrían transportar el mal como los insectos y las aves silvestres; también, sacrificio sanitario, cuarentena y vacunación en los predios infectados y restricciones al transporte de aves, sus productos y subproductos. En el último mes, el virus se ha presentado en otros países europeos como Suecia y Bulgaria. www.oie.intWILABR

Siga bajando para encontrar más contenido