Siguen los tropezones de la recuperación mundial

Las señales positivas sobre el comportamiento de algunos de los indicadores de la economía mundial no son todavía suficientes para pensar que la crisis global quedó superada. Es más, cada vez surgen nuevos tropezones en los resultados del desempeño de algunos sectores, que hacen pensar que la actividad productiva global no solamente sigue sin consolidar el camino de la recuperación, sino que es posible una recaída.

POR:
febrero 26 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-02-26

Las dudas expresadas en los últimos dos días por el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, ante el Congreso de su país, respecto al rumbo de la economía, confirman la incertidumbre sobre el futuro y el inicio de un nuevo periodo de buenas noticias. El problema radica en que en medio de informaciones positivas, cada día aparecen datos negativos que minan la credibilidad sobre la llegada de una mejor época. Y es que las razones para dudar son muchas. En estados Unidos creció la demanda de subsidios de desempleo en enero pasado, el Producto Interno Bruto de Alemania volvió a caer en forma dramática, España no da señales de haber frenado su descenso, México tampoco despega, y Japón no sólo enfrenta la crisis de su industria automotriz sino que la calificadora Moody’s le pidió que haga ajustes fiscales o de lo contrario revisará al alza su previsión de riesgo para los próximos meses. El Gobierno nipón advirtió que la deflación, el desempleo y un crecimiento económico más débil podrían golpear la frágil recuperación económica, al tiempo que el Ministro de Finanzas instó nuevamente al Banco Central a combatir las caídas de precios. Entre tanto, la Comisión Europea aseguró que el pronóstico de crecimiento para la Eurozona es de 0,7 por ciento para 2010, lo que refleja que “la recuperación se está materializando pero sigue siendo frágil", señaló el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn. “La fortaleza de la economía sigue sin estar clara y se espera una desaceleración en los próximos meses tanto en la Unión Europea, como en la mayor parte de las economías desarrolladas". Aun así, entre las grandes potencias de la Unión Europea, Alemania y Francia mantienen sus previsiones de crecimiento para 2010 en el 1,2 por ciento; e Italia continúa en el 0,7 por ciento. Además, la Comisión Europea revisó al alza la estimación de evolución del PIB anual para Holanda, desde 0,3 a 0,9 por ciento; Polonia, de 1,8 a 2,6 por ciento, y para España, desde el -0,8 al -0,6 por ciento. Por su parte, el Reino Unido ha visto reducida su previsión de crecimiento económico para este año, desde el 0,9 a 0,6 por ciento. La economía española sigue siendo la única de las siete principales potencias económicas de la UE que presentará un crecimiento negativo en el conjunto del presente ejercicio, aunque el Ejecutivo comunitario haya mejorado en dos décimas su previsión para este año. Asimismo, los créditos al sector privado retrocedieron con fuerza en enero en la Eurozona a pesar de una mayor liquidez, un dato que aumenta las preocupaciones por el alcance real de la reactivación económica en el bloque monetario compartido por 16 países de la Unión Europea (UE). Los créditos del sector privado cayeron en enero 0,6 por ciento interanual, es decir comparado con el mismo mes del año pasado, tras un retroceso de 0,1 por ciento en diciembre, según cifras difundidas por el Banco Central Europeo (BCE). 0,6 por ciento crecería el PIB del Reino Unido este año, según las últimas previsiones de la Unión Europea. La fortaleza de la economía sigue sin estar clara y se espera una desaceleración en los próximos meses tanto en la UE, como en la mayor parte de las economías desarrolladas”. Alertan riesgo de otra crisis financiera Pekín/EFE. El volumen del comercio exterior de China durante el 2009 totalizó 2,21 billones de dólares (1,64 billones de euros), lo que supone una caída del 14 por ciento respecto al año anterior. Por su parte, las importaciones bajaron un 11,2 por ciento en el acumulado interanual, con un valor total de 1,01 billones de dólares. Según la oficina de Estadísticas China terminó 2009 en la temida deflación, después de que los precios se contrajesen un 0,7 por ciento en el acumulado de los doce meses del año. La cifra contrasta con el pronóstico oficial de Pekín, que se situaba en el listón del 4 por ciento. El NBS también comunicó que los ingresos fiscales de China crecieron un 11,7 por ciento el año pasado, hasta los 6,85 billones de yuanes (1 billón de dólares, 743.000 millones de euros). Exportaciones de China cayeron 14% Londres/Reuters. El fracaso en hacer una profunda reforma bancaria podría conducir al Reino Unido a una crisis financiera aún más grande en el futuro, dijo ayer el director del Banco de Inglaterra, Mervyn King. En declaraciones ante una comisión multipartidista que definirá el futuro del sistema bancario, King resaltó también su oposición a tener empresas consideradas demasiado grandes para quebrar debido al costo potencial para los contribuyentes si estas firmas deben ser rescatadas. “Las autoridades alrededor del mundo están tratando de rediseñar el sistema financiero para reparar los daños ocasionados tras la crisis de crédito y reducir los vacíos para que los bancos y los líderes mundiales estén mejor preparados para manejar conmociones en el futuro. Pero recientemente ha surgido el temor de que el deseo de un cambio pueda desvanecerse ahora que la peor parte de la crisis parece haber quedado atrás y las economías están tratando de crecer. King señaló que la elaboración de los planes para los bancos en problemas e imponer normas más estrictas sobre liquidez y capital en el sector financiero es necesario, al igual que las reformas estructurales. “Las propuestas para reducir el tamaño de la banca parecen irrefutables”, afirmó. King dijo que dividir la banca minorista para reducir las actividades más riesgosas ayudaría a construir un sector financiero fuerte y haría que los contribuyentes no tengan que pagar nada. 7,9 por ciento se contrajo el año pasado la economía de Rusia, aunque en enero pasado mostró recuperación. 12,2 por ciento cayeron las importaciones de China durante el 2009, lo que refleja una menor demanda.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido