Silla vacía en la entrega de Premio Nobel de Paz

Silla vacía en la entrega de Premio Nobel de Paz

POR:
diciembre 11 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-12-11

Oslo/Agencias. La imagen no podía ser más diciente: una silla vacía, sobre ella dos estuches azules cerrados, en el uno estaba el diploma del del Premio Nobel de la Paz y en el otro una medalla, simbolizaron ayer para el mundo la falta de libertades civiles y derechos humanos en China. Minutos antes, al concluir su discurso en la entrega del Premio Nobel de Paz al ausente disidente chino Liu Xiaobo, el presidente del Comité Nobel, Thorbjorn Jagland, afirmó, "Lamentamos que el laureado no esté hoy aquí". El Nobel de la Paz otorgado por el comité noruego al chino Liu Xiaobo, desde su mismo anuncio, estuvo lleno de controversias, ya que el gobierno chino lo prostestó desde un comienzo. “Liu no hizo más que ejercer sus derechos cívicos. No hizo nada malo. Debe ser liberado”, declaró el Presidente del Comité Nobel poniendo de relieve que la Constitución china garantiza la libertad de expresión y el derecho de criticar al Estado. Pero el Gobierno chino no dio señal alguna de cambiar de parecer y calificó de “teatro político” la ceremonia de Oslo. “Este tipo de teatro político no hará vacilar nunca la determinación del pueblo de China en el camino del socialismo con características chinas”, declaró la portavoz de la cancillería china, Jiang Yu, en un comunicado. Unos 20 países decidieron ausentarse de la ceremonia, entre ellos Colombia, aunque decenas de otros enviaron a sus representantes al evento, encabezado por el rey y la reina de Noruega. Entre los invitados figuraban varias celebridades, como los actores Denzel Washington y Anne Hathaway, que por la noche presentaron un concierto, y la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, la demócrata Nancy Pelosi. Durante la ceremonia, la actriz sueca Liv Ullmann leyó un texto del disidente que envió especialmente para la ocasión, condenado en diciembre de 2009 a 11 años de cárcel por “subversión del poder del Estado”. El motivo: haber participado en la redacción de la ‘Carta 08’, texto que reclama la democratización de China. “Ninguna fuerza podrá frenar la búsqueda de la libertad y China se convertirá al fin y al cabo en una nación regida por la ley, donde los derechos humanos reinen por encima de todo”, decía el comunicado. “Espero ser la última víctima de la interminable inquisición literaria en China y que en adelante ya nadie sea acusado por sus palabras”, agregaba el texto. La transmisión de la ceremonia fue censurada en China, donde las pantallas de las cadenas de televisión extranjeras BBC, CCN o TV5 quedaron oscuras en el momento en que se inició, y su esposa Liu Xia está en detención domiliaria desde el anuncio del Premio, el 8 de octubre. El presidente estadounidense Barack Obama, Nobel de la paz 2009, llamó a China a liberar al disidente “lo antes posible”. UE pide liberación de Liu La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, solicitó la liberación inmediata del disidente chino Liu Xiaobo, al tiempo que se le concedía, en ausencia, el Premio Nobel de la Paz. “Reitero mi llamamiento para su liberación inmediata... En este día dedicado a los defensores de los derechos humanos en el mundo, pienso en Liu Xiaobo", dijo la jefa de la diplomacia, quien ya había exhortado su liberación cuando se anunció el premio el 8 de octubre pasado. La carta de la discordia Pekín/AFP. La ‘Carta 08’, que aboga por una “nueva constitución”, una “separación de poderes”, una “democracia parlamentaria”, una “justicia independiente”, un “control público de funcionarios”, la “garantía de los derechos humanos” y la “elección de los responsables públicos”, le valió al disidente chino Liu Xiaobo una condena de 11 años de cárcel y, en parte, la atribución del Premio Nobel de la Paz 2010. Inspirada en la ‘Carta 77’ de los disidentes checoslovacos de los años setenta, la ‘Carta 08’ hace un llamamiento al respeto de los derechos humanos y de la libertad de expresión, así como a la convocatoria de elecciones para lograr “un país libre, democrático y constitucional”. Publicada el 10 de diciembre de 2008, al cumplirse el 60º aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, con la firma de 300 personas, la Carta 08 suma actualmente más de 10.000 firmas, según la red China Human Rights Defenders. Según el abogado de Liu Xiaobo, la ‘Carta 08’ fue presentada como prueba contra el disidente para condenarlo a 11 años de cárcel por “subversión del poder del Estado” el 25 de diciembre de 2009. “Se trata de una realidad política que todo el mundo puede comprobar, en China hay leyes pero no hay un Estado de derecho; China tiene una Constitución pero no tiene gobierno constitucional”, dice la ‘Carta 08’. No tengo la mentalidad del enemigo, ni siento odio porque e sa forma de pensar incitará a luchas mortales y crueles, destruirá la tolerancia y humanidad de una sociedad y dificultará los progresos de una nación hacia la libertad y la democracia”. LIU XIAOBO, GANADOR PREMIO NOBEL DE PAZANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido