Similitud con los padres, clave al elegir la pareja | Finanzas | Economía | Portafolio

Similitud con los padres, clave al elegir la pareja

La apariencia física y la personalidad de los padres influye en la elección de la pareja a largo plazo, tal como expuso Sigmund Freud con su teoría sobre el complejo de Edipo y como lo ratifican ahora investigadores de la Universidad de Pécs, al sur de Hungría.

POR:
septiembre 16 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-16

Así lo explicó Tamás Bereczkei, quien dirigió las investigaciones. El grupo de científicos comenzó a estudiar el contenido de los dichos populares que afirman que “los semejantes se atraen” y “los contrarios se buscan”. Parece que en los últimos 20 años ha ganado el primero de estos refranes, opinó el sicólogo, quien añadió que tienen “muchos datos que demuestran que los matrimonios están compuestos por personas que se parecen en varios aspectos”. Posteriormente, los investigadores se plantearon ¿por qué es así, qué es lo que motiva a la gente a la hora de elegir pareja?. “Nos propusimos demostrar esta teoría con métodos científicos. Después de recopilar fotografías, hicimos unos test en los que se tenían que emparejar las caras similares”, indicó el investigador. Los participantes en el estudio, quienes ignoraban que las fotos eran de parientes y matrimonios, fueron en gran medida capaces de cruzar las imágenes y vincular las parejas con los respectivos suegros. La novedad está en que los investigadores utilizaron las técnicas más modernas y con la ayuda de un software especial y fotografías profesionales, con parámetros bien definidos, pudieron sacar resultados muy exactos. “En estas fotos medimos todos los parámetros, o sea el largo de la nariz, el ancho de la boca, entre muchos otros, y definimos de esta manera 14 proporciones faciales diferentes como, por ejemplo, las que hay entre la anchura de la cara y la nariz”, precisó Bereczkei. Todo esto parece subrayar la validez del fenómeno conocido como ‘impronta sexual’, es decir que en la niñez los individuos ‘graban’ los rasgos de sus padres y posteriormente, durante la búsqueda, proyectan este modelo sobre la pareja potencial, “o sea que elegimos también influenciados por las analogías”. Otro resultado de estos experimentos es que todo este proceso depende también de la educación: cuanto más profunda era la relación entre hijos y padres, más se manifestaba esta influencia de la similitud con los progenitores en la elección de pareja. “Lo interesante es que, independientemente de la genética, el experimento dio los mismos resultados con los padrastros”, agregó el psicólogo. EFE '' Podemos afirmar que este modelo funciona también en cuanto a las característi- cas de la personalidad”.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido