Sindicalista acusa a petrolera británica de secuestro

Gilberto Torres demandó en Londres a BP por complicidad en su secuestro y tortura por paramilitares, informaron el viernes sus abogados y el diario The Guardian, algo que niega la petrolera británica.

Sindicalista acusa a petrolera británica de secuestro

Archivo particular

Sindicalista acusa a petrolera británica de secuestro

Finanzas
POR:
mayo 22 de 2015 - 12:42 p.m.
2015-05-22

El sindicalista colombiano Gilberto Torres estuvo secuestrado durante 42 días en 2002 en Casanare y fue milagrosamente liberado por la movilización de sus compañeros, que amenazaron con una huelga nacional en el sector del petróleo.

Según el sindicalista y sus abogados, hay indicios que incriminan en su secuestro a Ocensa (Oleoducto Central SA), la empresa propietaria y gestora de un oleducto en Colombia de la que BP era accionista.

"Pedimos una indemnización por el encierro y tortura de Gilberto Torres. Afirmamos que (BP) fue negligente y cómplice", explicó Sue Willman, abogada del demandante en Londres.

La empresa británica negó categóricamente los hechos. "Si bien BP lamenta lo que le ocurrió al señor Torres, rechazamos categóricamente cualquier acusación de que tuvimos alguna relación o conocimiento del incidente", explicó la empresa en un comunicado. "BP nunca contrató, colaboró o alentó actividades paramilitares en Colombia", agregó BP.

Los secuestradores, miembros del grupo paramilitar ACC (Autodefensas Campesinas de Casanare), decían "que todos los de la USO (Unión Sindical Obrera) éramos unos hijos de p... guerrilleros, acabando con la economía del país, que las empresas multinacionales venían a dar trabajo y nosotros no les dejábamos", narró Torres a The Guardian.

El diario británico muestra en su página web un video del juicio al comandante paramilitar Josué Darío Orjuela Martínez, en el que afirma que Ocensa encargó el asesinato de Torres.

"Hay evidencias de que Ocensa estuvo implicada", dijo Wilman a la AFP, citando el testimonio de Torres de que el vehículo que le cortó el paso cuando fue secuestrado era de los servicios de vigilancia de la empresa. BP "tenía que haber tomado más precauciones. Sabía que el ejército estaba colaborando con los paramilitares (...) Y siguieron financiando al ejército sin vigilar más cuidadosamente lo que ocurría", añadió la abogada.

Según ella, el caso no será rápido: "pueden pasar años hasta llegar al momento de las audiencias porque hay muchas etapas procesales".

Miles de activistas sindicales desaparecieron o fueron asesinados en Colombia en los últimos 30 años, según la Oficina del Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD) en el país sudamericano.

BP tiene otro caso relacionado con Ocensa en los tribunales británicos.

Más de 100 campesinos colombianos le reclaman 18 millones de libras (28,6 millones de dólares) por supuestos errores en la construcción del oleoducto que acabaron causando graves daños a sus cultivos.
AFP