Sindicalizados aumentaron 76% desde 2002

Contrario a los continuos informes de algunos grupos de sindicalistas internacionales que acusan a Colombia de propiciar el exterminio de estas organizaciones en el país, cifras suministradas por el Gobierno a solicitud de la Asociación de Empresarios (Andi) indican que el número de personas sindicalizadas en el país ha crecido 76 por ciento entre 2002 y 2009.

POR:
marzo 15 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-15

Así lo señala una carta enviada el pasado jueves por el presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas, al director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en Ginebra, Juan Somavia, en la que le indica que las cifras son concluyentes. “Entre 2002 y 2009 se ha registrado un aumento del 76 por ciento en el número de afiliados a los sindicatos, pasando de 583.934 a 1’503.629, lo que representa un 8,2 por ciento de la población ocupada del país”. A enero pasado, según el Dane, en Colombia había 18’276.000 personas con trabajo. La comunicación también señala que el número de sindicatos nuevos aprobados por el Ministerio de la Protección en el 2002 fue de 99, mientras que el año pasado sumaron 164, lo que equivale a un incremento del 65 por ciento. Amparado en las cifras entregadas por el Gobierno Nacional, Villegas también dice que a diciembre 31 del 2001 existían en el país 1.350 sindicatos, en tanto que a la misma fecha del 2009 estaban registrados 2.133 organizaciones de este tipo. “De estos, el 70 por ciento corresponde al sector privado y el 30 por ciento al público”. En su comunicación, el dirigente gremial advierte que estas cifras fueron suministradas por las centrales obreras al Gobierno. “La Andi espera que esta información ayude concluyentemente a tener mayor objetividad sobre el diálogo social en Colombia y a evidenciar la calidad institucional de nuestra democracias, a veces, tan injustamente cuestionada”. A LAS EMBAJADAS El Presidente de la Andi aseguró que estas mismas cifras las envió a las embajadas más importantes del mundo en donde Colombia tiene representación, Estados Unidos, Canadá y los países de la Unión Europea, con el fin de que dispongan de una información ajustada a la realidad y cambien el concepto negativo que podrían tener sobre el país en materia de derechos sindicales y de respeto a la libre asociación. “Pocos países del mundo tienen la posibilidad de mostrar estas estadísticas de crecimiento de personas sindicalizadas”, señaló el Presidente de la Andi. Villegas aseguró que la participación de los trabajadores en organizaciones que buscan reivindicar sus derechos ha venido aumentando en el país, pero que ahora hay una generación de dirigentes más propositivos que tienen una nueva forma de negociar sus requerimientos con los empresarios. “Buena parte del sindicalismo colombiano cambió el ruido y la confrontación por propuestas constructivas que ayuden a las empresas a salir adelante, como debe ser”. CAMBIAR LA IMAGEN La decisión de mostrar las cifras oficiales sobre la evolución del sindicalismo en Colombia, hacen parte de la decisión de dar a conocer los cambios que Colombia ha dado en diferentes aspectos, y que incluso fueron reconocidos recientemente por la Organización Internacional del Trabajo, en el caso de la mejoría en la protección de la vida a los trabajadores que hacen parte de los sindicatos. OIT RECONOCE De acuerdo con la OIT, Colombia ha progresado en la aplicación de los convenios relacionados con la libertad sindical y la protección del derecho a la sindicalización y la negociación colectiva. Estas afirmaciones llevaron a la organización a reconocer al país, por segundo año consecutivo, como un ‘Caso de Progreso’. El informe elaborado luego de escuchar a los voceros de las organizaciones de trabajadores y al Gobierno colombiano, señala que la Comisión valora los compromisos concretos (del Estado colombiano) para esclarecer los hechos violentos contra los sindicalistas y su decisión de aportar recursos financieros para fortalecer la Subunidad de Sindicalistas de la Unidad Nacional de Derechos Humanos de la Fiscalía y de los Jueces Especializados del Consejo Superior de la Judicatura. EFECTO SOBRE LOS TLC El tema sindical hace parte de las lista de quejas de diferentes Organizaciones No Gubernamentales (ONG), contra Colombia, y que se han convertido en una traba para su aprobación. El caso más concreto es el del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, donde el Congreso de ese país lo mantiene congelado, aparentemente por asuntos relacionados con los derechos humanos y sindicales. Una situación similar se vive con el tratado que está siendo negociado con la Unión Europea, y que prácticamente se encuentra listo para la firma. En este caso, diversas Organizaciones No Gubernamentales (ONG) insisten en pedir que se suspendan las negociaciones y que se suprima la posibilidad de un TLC con Colombia. Para algunos, estas trabas podrían ocasionar inconvenientes similares a los registrados en E.U., cuando se busque el aval en el Parlamento Europeo. 65 por ciento aumentó el número de sindicatos nuevos en el país en los últi- mos ocho años, según cifras de las centrales obreras. 70 por ciento de las orga- nizaciones sindicales en Colombia corresponden al sector privado. El restante 30 por ciento al sector público. Quejas contra Colombia en Canadá El Gobierno canadiense presentó la semana pasada en el Parlamento una pro- puesta de Tratado de Libre Comercio con Colombia, en la que señala que este acuerdo “contribuirá a una mayor paz, seguridad y prosperidad” para los colombianos. De inmedia- to, varias organizaciones sindicales solicitaron al Gobierno de ese país que anule la tramitación del proyecto de ley ante las violaciones de derechos humanos en Colombia. El presidente del Sindicato Canadiense de Empleados Públicos, con 600.000 afi- liados, Paul Moist, denun- ció que en el 2009 en Colombia fueron asesina- dos 45 líderes sindicales. ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido