Sistema de salud del país necesita ajustes para consolidarlo

Así lo afirma un estudio de Fedesarrollo que defiende el sistema.

POR:
agosto 30 de 2012 - 04:52 a.m.
2012-08-30

El sistema de salud no es sostenible financieramente si no se hacen ajustes importantes que moderen el crecimiento del gasto.

Esa es una de las conclusiones de un estudio de Fedesarrollo que enfatiza que, a pesar de la difícil coyuntura por la que atraviesa el sistema, el debate no debe limitarse a cuestionar la validez del modelo de aseguramiento, vigente desde 1993, sino en diseñar los ajustes para consolidarlo.

En otras palabras, y en contravía de otras opiniones y propuestas, hay que mantener el actual esquema de aseguramiento, porque, dicen los autores de la investigación, Jairo Núñez y Juan Gonzalo Zapata, sus resultados han sido positivos y demuestran un avance en la salud de los colombianos con un mayor acceso a sus servicios y de mejor calidad.

Coincidiendo con otros estudios, el de Fedesarrollo sostiene que el problema no es de recursos: en el 2007 se destinaron a la salud 24,4 billones de pesos (5 puntos del PIB) y el año pasado más de 45 billones (8,3 puntos del PIB), de los cuales, más de la mitad fueron del presupuesto nacional, regalías y recursos propios de las entidades.

Para hoy, cuando es probable que Colombia amanezca con nuevo Ministro de Salud y Protección Social y con el anuncio del Gobierno de acabar con la Comisión de Regulación en Salud y un proyecto parlamentario sobre una ley estatutaria del sector, Fedesarrollo y el BID organizaron un debate sobre la sostenibilidad financiera de la salud en Colombia.

El organismo de investigación señaló que uno de los grandes problemas del sistema es la indefinición sobre el derecho a la salud de los colombianos y el límite de lo que debe cubrir el Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSSS).

Esa indefinición debe superarse con una ley estatutaria. Un proyecto en tal sentido fue radicado en el Congreso por los senadores Roy Barreras y Jorge Ballesteros, quien señaló que el objetivo principal del SGSSS debe ser la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad.

Pero ayer fue presentado otro proyecto, que busca eliminar las EPS, por congresistas como Jorge Enrique Robledo y Gloria Inés Ramírez.

La Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas ha pedido reiteradamente superar el enfoque curativo y sustituirlo por promoción y prevención.

Fedesarrollo plantea que delimitar con claridad el plan obligatorio de salud (POS), actualizado periódicamente, a que tienen derecho los afiliados es el primer paso, indispensable, para su sostenibilidad a largo plazo, pues es una manera de reducir significativamente los recobros al Fosyga, en el caso de las EPS del régimen contributivo, y a los recursos departamentales, en el del subsidiado.

Nadie pone en duda que el explosivo crecimiento de los recobros por lo no POS llevó al colapso financiero al régimen contributivo, y que, pese a medidas para controlarlos, el Ministerio de Salud estima que este año serán de 1,8 billones de pesos.

MEJOR INFORMACIÓN

Estudios como los del Observatorio del Medicamento y de Fedesarrollo indican que una proporción muy alta de los recobros se origina en las medicinas de alto costo, particularmente biotecnológicas, por lo que esta entidad considera necesario tomar medidas que ayuden a mitigar los incentivos perversos y los riesgos de corrupción que genera lo No POS.

Al respecto, urgió mejorar los sistemas de información pública sobre la eficacia de esos medicamentos y sobre sus precios en otros mercados, así como establecer procedimientos explícitos para las autorizaciones de compra correspondientes, y en muchos casos fijar precios máximos.

Igualmente, recomienda que, para financiar la atención de las enfermedades huérfanas y los procedimientos muy costosos no incluidos en el POS, se cree un fondo especial con recursos públicos, administrado por una entidad especializada.

Siga bajando para encontrar más contenido