Con sistemas híbridos se iluminan zonas aisladas

Gracias a estos proyectos de generación eléctrica, cinco mil colombianos que carecían de este servicio finalizan este año con este beneficio de forma constante.

Con sistemas híbridos se iluminan zonas aisladas

Archivo Portafolio.co

Con sistemas híbridos se iluminan zonas aisladas

POR:
octubre 15 de 2013 - 11:41 p.m.
2013-10-15

Cómo parte de la política oficial de dotar con energía permanente a las localidades apartadas del país, este año Titumate (Chocó), Nazaret y Puerto Estrella (La Guajira) y de la zona insular de la Costa Caribe, como la Isla Fuerte, Múcura y Santa Cruz del Islote, quedan con este servicio las 24 horas del día.

Para ello, el Instituto de Planificación y Promoción de Soluciones Energéticas para las Zonas No Interconectadas (Ipse) está utilizando sistemas híbridos solar-diésel, con los cuales garantiza el suministro de electricidad en estos lugares.

“El Gobierno Nacional para hacer realidad esta iniciativa ha realizado una inversión de 15 mil millones de pesos”, dice Carlos Eduardo Neira Estrada, director General del Ipse.

Los primeros proyectos que se empezaron a implementar fueron los de La Guajira, a comienzos del 2013, y en el segundo semestre se dio al servicio el de Titumate, para terminar en los próximos días con los de la zona insular, donde están las tres islas mencionadas.

Gracias a esta estrategia, en los corregimientos de la Alta Guajira colombiana se están beneficiando 1.500 personas, en Titumate, unas 500 y en las tres Islas se sumaran otras 3.000, para un total de 5.000, que no contaban con luz asiduamente.

Los sistemas híbridos es la asociación de dos o más fuentes, con el objetivo básico de generar corriente eléctrica y para ello se utilizan fuentes renovables que se complementan con plantas diésel, como se viene haciendo actualmente en las áreas no interconectadas.

Pero la idea que tienen los investigadores de la Universidad Nacional es llegar a sustituir los carburantes líquidos por productos que poseen estos lugares, que normalmente están aislados del resto del país.

“Estas zonas, en muchos casos, son de difícil acceso y por ende llevarles combustibles tradicionales es altamente costoso. Por lo tanto, se deben aprovechar los recursos propios, como la biomasa, el sol, la fuente geotérmica y el viento”, indica Farid Chejne, profesor asociado de la Facultad de Minas y Director del Grupo de Termodinámica Aplicada y Energías Alternativas (Tayea) de la Universidad Nacional de Colombia.

Las combinaciones híbridas más comunes que se están utilizando en el país son la solar con la eólica.

“También se investiga con el recurso solar para generar hidrógeno junto con el viento y luego almacenarlo, para que cuando no haya viento ni sol, el hidrógeno recolectado pueda generar energía eléctrica mediante celdas de combustibles”, anota Chejne.

FACTOR QUE FORTALECE LA ECONOMÍA REGIONAL

El principal beneficio que trae esta clase de sistemas de generación es dotar a las comunidades, que no están enlazadas al sistema interconectado nacional, con luz y sin interrupciones.

“El hecho de contar con este beneficio les permitirá realizar otro tipo de actividades como purificar el agua o poner en marcha proyectos productivos, como almacenar pescado y otras labores”, señala Carlos Eduardo Neira Estrada, director General del Ipse.

Del mismo modo, se va a favorecer el comercio y el turismo, así lo destaca María Inés Silgado Chiquillo, miembro de la junta de acción comunal del corregimiento de Titumate, quien hace énfasis en que “al poseer 24 horas de energía, vamos a tener mejor comercio, van a venir personas que quieran invertir aquí en la comunidad y me imagino que el turismo será mucho mejor y va a haber más fuentes de empleo”.

Siga bajando para encontrar más contenido