Sofasa, el amigo fiel, sube al cuarto piso en el país; eso, luego de una larga historia en la industria

Aunque hoy circulan por las vías de Colombia modelos como Megane, Twingo, Symbol, Clio, Logan y Sandero, los Renault 4, 6, 9, 12 y 18 marcaron toda una época.

POR:
julio 17 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-17

Sin embargo, estos modelos son tan solo parte de un amplio portafolio de marcas que ha cultivado por 40 años esa compañía junto a un respaldo técnico reconocido por la industria automotriz nacional e internacional. 

La compañía fue fundada en julio de 1969 en Envigado (Antioquia) con la participación accionaria del gobierno colombiano por medio del Instituto de Fomento Industrial (IFI) y la empresa Regie Des Usines Renault, de Francia. 

En 1988, el IFI vendió la participación en la empresa, con lo que Renault quedó con el 100 por ciento de la misma. 

Según el presidente de la empresa, Germán Camilo Calle, a través de cuatro décadas de historia de Sofasa Renault ha sido una constante la renovación de las marcas producidas en el país que se complementan con los importados. 

"La empresa ha acompañado el desarrollo industrial del país y comercial porque los últimos desarrollos tecnológicos siempre han sido acogidos e implementados rápidamente", explica.  El primer lanzamiento en efecto lo hizo

Sofasa Renault en julio de 1970 cuando sacó al mercado el legendario Renault 4 y posteriormente aparecieron en los trenes de ensamblaje y las vitrinas el 6, el 12, el 18, el 9, el 21 y el 19 en diferentes versiones, algunos de ellos incluso con modelos 'break' o camioneta familiar. 

Hoy en día, la compañía produce modelos como el Renault Megane, el Twingo, el Symbol, el Clio, el Logan y el Sandero. 

Su red cuenta en la actualidad con 116 puntos de servicio posventa en el país discriminados así: 23 concesionarios, 18 sucursales, nueve servicios autorizados, 27 Renault Minuto Servicio, 17 talleres de reparación rápida Renault Minuto Carrocería y 24 talleres de carrocería tradicionales. 

Aunque Calle no demerita la época de oro de los Renault 4, 6 y 12, dado que reconoce que la protección arancelaria del país era mayor que hoy en día, señala como buena la actual porque los mercados son más abiertos y se compite contra productos de todo el mundo. 

Por eso considera interesante el momento actual porque los clientes deben lucharse con el sudor de la frente, en un entorno cada vez más competido y difícil. 

Tampoco olvida el año 2007, cuando el sector automotriz alcanzó al mayor cifra de ventas al detal de la historia: unas 260.000 unidades, así como el quinquenio 1995-2000, cuando adelantó una gran ampliación de marcas. 

Números 'al vuelo' 

En total, la compañía ha producido en su historia 820.000 vehículos y, de estos, 13 modelos de Renault, tres modelos de Toyota y el camión Delta. De igual forma, ha importado y comercializado 40.000 vehículos desde 1992. 

Según las cifras suministradas por la compañía, en el primer semestre de 2009 acumuló ventas de 12.881 unidades, lo que la convierte en la segunda marca del país, con una participación de 18,6 por ciento. 

De acuerdo con la firma Econometría, se vendieron en el primer semestre de este año 86.177 vehículos, con una disminución de 22,2 por ciento con respecto a igual periodo de 2009, cuando se colocaron 110.750 unidades.

GM Colmotores fue el líder, con cerca del 38 por ciento.  El ejecutivo dice que sin embargo desde enero del presente año, la participación de la marca Renault ha crecido 6,6 puntos porcentuales. 

¿A qué empresa le quitaron esa participación?  El directivo guarda silencio un momento y dice que es a punta de los esfuerzos en ampliar el portafolio y el respaldo a los clientes. "Sin quitarles nada a competidores", sostiene. 

No obstante, reconoce que son líderes siendo segundos porque están entre los tres primeros, y tiene alejado al tercero. 

"El 2009 ha sido un buen año, aunque ha estado impactado por las variables económicas bien conocidas por todos. Hemos tomado la firme decisión de no hablar de crisis sino de crear oportunidades, y eso hemos hecho, trabajar por fortalecer nuestra presencia en el mercado local y por buscar nuevos mercados de exportación.

El desempeño en las ventas ha estado según lo presupuestado", acota.  A pesar de las dificultades conocidas del mercado, la compañía le apuesta a vender este año un mismo número de vehículos porque "tiene cualidades como marca, precio y calidad". 
Para el próximo año espera un crecimiento de las ventas al detal de la industria cercano al 10 por ciento, es decir, entre 187.000 y 200.000 unidades. "Creemos que la economía se relanzará definitivamente en el 2010, y estamos preparados para operar 40 años más y más y más...", asegura. 

Factores competitivos

Lo que según el presidente de
Sofasa Renault define la identificación de una marca es su presencia en el mercado porque motiva la renovación de productos y la atención a clientes. 

Aún así, considera clave para el éxito empresarial la calidad del producto porque, si no se tiene, el rechazo del cliente es casi inmediato. 

A nivel interno, considera vital que las compañías sean rentables porque permiten la reinversión de utilidades y aseguran su permanencia. 

La compañía ha sido igualmente reconocida como la mejor planta de Renault en América en cuanto a indicadores de calidad, costo, plazo y productividad; mientras que en el más reciente escalafón de reputación empresarial de la compañía Merco ocupó el puesto 23. 

Otro aspecto que no descuida la empresa es el monitoreo de los clientes para confirmar que los parámetros de atención posventa sean de alta calidad, pues la compañía considera esa fase como la más importante dentro de la industria. 

Por ello, tiene un centro de formación en Chía (Cundinamarca) que ha capacitado unos 2.500 técnicos en los últimos 5 años y que pasan varias veces con el fin de actualizarse en los nuevos modelos de la compañía y las tecnologías. Allí se forman también todos los técnicos de las filiales de Renault en la región andina. 

Historia, a las carreras 

1970: con el lanzamiento del Renault 4, comenzó la operación industrial de la empresa. Ese mismo año salió al mercado el Renault 6, en las versiones particular y taxi. 

1973: lanzó el Renault 12, del cual se producían 1.550 unidades ese año. 

1975: la compañía producía tres modelos de automóviles en cinco versiones distintas, entre las que se destacaba un vehículo utilitario, el Renault 4 furgoneta, al que cariñosamente le llamaban 'Renoleta'. 

1979: fue uno de los años de mayores ventas de la empresa en su historia: 25.007 unidades equivalentes a un promedio mensual de 2.083 vehículos. 

1981: sacó de producción el Renault 12, modelo que se ensambló durante 7 años y del que se vendieron 56.250 unidades. 

1983: lanzó el Renault 9, el primer vehículo con encendido electrónico en el país, al cual los 'amigos de lo ajeno' perseguían' para robarles el módulo de encendido o 'panela'. 

1984: puso fin a la producción de Renault 6, del cual se ensamblaron 42.500 unidades durante 13 años. 

1986: después de cinco años de producción, 13 versiones ensambladas y 45.100 unidades puestas en el mercado, salió de las cadenas de fabricación el Renault 18 y lanzó el Renault 21 con motor de 2.000 centímetros cúbicos y muchos 'juguetes' novedosos para la época. 

1989: Renault compró la totalidad de las acciones al Gobierno y posteriormente ofreció un paquete de las mismas a Toyota Motor Corporation, compañía que ingresó como accionista con el 24 por ciento. 

1994: el antiguo Grupo Empresarial Bavaria (GEB) adquirió el 51 por ciento de las acciones de la empresa. 

2003. Renault, Toyota y Mitsui adquirieron el 51 por ciento de las acciones que poseía Valores Bavaria (hoy Valórem).

En consecuencia, la composición accionaria de la compañía quedó distribuida así: la francesa, con el 60 por ciento; Toyota, con el 28 por ciento; y Mitsui, con el 12 por ciento. 

2008: la empresa lanzó el Renault Sandero y el Renault Koleos 4x4. Toyota presentó el nuevo Corolla.  Además, Renault adquirió las acciones de Toyota y Mitsui y se convirtió así en el mayor accionista. 

2009: inició la comercialización del Renault Symbol II y sacó de producción el Megane Unique y el Symbol. 

Amigo fiel, historia aparte 

El Renault 4 fue el primer vehículo ensamblado en Colombia por
Sofasa y el primero de corte popular que obtuvo reconocimiento y efecto comercial. Según afirma el investigador y aficionado, Oscar Julián Restrepo, el modelo acabó con la supremacía de los grandes carros estadounidenses en las calles colombianas. 

En el portal www.elcarrocolombiano.com él y otros 'gomosos' le rinden el culto a la marca Renault.  Con el paso del tiempo, en la década de los 70 y 80, el modelo se transformó en un ícono de la clase media. Y la campaña publicitaria lo posicionó como el 'El amigo fiel'.

Siga bajando para encontrar más contenido