La solución a los problemas de tránsito: los autos sin conductores

La solución a los problemas de tránsito: los autos sin conductores

Finanzas
POR:
marzo 26 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-26

En 1940, el futurista Norman Bel Geddes prometió: "Sus nietos viajarán por todo el continente en 24 horas en una nueva clase de autopista y una nueva clase de auto sin conductor que es controlado con sólo apretar un botón". Bel Geddes diseñó Futurama, la exhibición más popular de la Feria Mundial de Nueva York en 1939, que de muchas formas inspiró la construcción del sistema de carreteras interestatales de Estados Unidos.

Hasta ahora, los autos sin conductores han seguido siendo materia de ciencia ficción. Aunque 70 años después de la promesa de Geddes, finalmente están cerca de convertirse en realidad.

Hoy los consumidores pueden comprar autos que se maniobran solos, que aceleran y frenan para mantener una distancia segura y prudente con los vehículos de adelante, y que detectan y evitan colisiones con otros autos. Hacer que se manejen completamente solos tomará poco más que una actualización de software.

Las tecnologías sin conductor se demostraron en 1997 en una autopista de California cuando ocho autos sin nadie al volante se desplazaron con éxito a 100 kilómetros por hora teniendo apenas de distancia el equivalente a un auto. En 2007, seis autos sin conductores siguieron todas las reglas de tráfico en un escenario urbano con otros vehículos como parte del proyecto Desafío Urbano de la Agencia de Proyectos Avanzados de Investigación de Defensa de Estados Unidos.

Volkswagen afirma que los sistemas mejorados de posicionamiento global pueden mantener a los autos dentro de dos centímetros de su ubicación deseada en calles y autopistas. A mediados de año, la empresa demostrará su tecnología al operar un Audi sin conductor a velocidades de carrera por la sinuosa carretera de Pikes Peak, en la región de las Montañas Rocosas estadounidenses.

En el evento de 2007, el vicepresidente de investigación de General Motors, Lawrence Burns, predijo que los vehículos completamente sin conductor estarían en el mercado para 2018. Agregó que los principales obstáculos eran legales y burocráticos, no tecnológicos.

Los vehículos sin conductor ofrecen grandes ventajas sobre los autos actuales. Debido a que los tiempos de reacción de una computadora son más rápidos, los autos sin un humano al volante pueden operar con seguridad más cerca entre sí, lo que potencialmente triplicaría la capacidad de las autopistas. Esto eliminaría prácticamente las congestiones y reduciría la necesidad de construir nuevas carreteras.

Los recientes llamados a revisión de Toyota naturalmente causaron temores de que las fallas de la computadora pudieran causar accidentes serios. Ya que cada auto sería controlado de forma independiente, una falla en uno simplemente llevaría a los otros a evitar ese modelo. Los autos modernos ya tienen numerosas computadoras incluidas que controlan varias cosas, como los frenos anti-bloqueo. Cualquier problema serio podría ser corregido con rapidez con actualizaciones de software realizadas de forma inalámbrica.

Los autos y camiones sin conductor serán más seguros. También serán más verdes, en primer lugar al reducir la congestión, y finalmente porque los vehículos serán más livianos de peso debido a menores riesgos de choque.

Quizás lo más importante es que los vehículos sin conductor traerán movilidad a todos, no sólo aquellos que pueden aprobar un examen de conducir. Aunque muchos quizás sigan eligiendo tener un vehículo, muchos más podrían depender de compartir autos.

Con excepción de áreas de altísima densidad de población, los autos sin conductor volverán aún más obsoletos que hoy a los medios de transporte urbano y los trenes de pasajeros entre ciudades.

La flota de automóviles en EE.UU. se renueva cada 18 años, así que si la predicción de Burns de que los autos sin conductor llegarán al mercado para 2018 se cumple, el país podría tener un sistema completamente sin conductores para 2036. Las autoridades viales estadounidenses podrían acelerar este cronograma si trabajan con los fabricantes para establecer estándares y un plan de transición.

El llamado del presidente Barack Obama para destinar millones de dólares a la construcción de una red ferroviaria de "alta velocidad" es el equivalente a patrocinar una solución vial de la era de los años 30 que se basa en tecnología antigua. En contraste, el escenario de los autos sin conductores depende de tecnología nueva y será financiada por los usuarios, no el Estado. Y lo más importante, proveerá movilidad a casi todo el mundo.

¿Randal O'Toole es miembro del cuerpo docente del Instituto Cato y autor de libros sobre soluciones viales.