Ellas son las 'duras' en grandes empresas

Indra Nooyi, en Pepsi Doce años en la compañía -los últimos cinco como directora financiera-, su liderazgo para llevar a cabo la estrategia global de la misma, y su participación para concretar grandes negocios como la adquisición del fabricante de jugos Tropicana y de Quaker Oats influyeron para que Indra Nooyi se convirtiera el lunes pasado en la primera mujer en ocupar la presidencia ejecutiva de Pepsi Co., la gigantesca multinacional de alimentos y bebidas, que acoge bajo su nombre otras 17 marcas, entre ellas Gatorade y Frito-Lay.

POR:
agosto 19 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-19

Desde que ingresó a la empresa comenzó a destacarse, tanto así que la revista Forbes la incluyó en su lista de mujeres más poderosas del mundo, especialmente en el campo empresarial. A partir del primero de octubre, esta mujer que nació en India y que emigró a Estados Unidos en 1978 para estudiar un posgrado en la Universidad de Yale, asumirá la dirección de una compañía que emplea a 157.000 trabajadores en todo el mundo y que vendió el año pasado 32.560 millones de dólares con ganancias netas de 4.540 millones de dólares. Antes de entrar a Pepsi Co. Nooyi trabajó para Motorola y Asea Brown Boveri. I. Rosenfeld, en Kraft Food Los tres últimos años de Irene Rosenfeld han sido muy movidos en su aspecto profesional. En el 2003 dejó su cargo en el gigante de alimentos Kraft para hacerse cargo de la división de Frito Lay, en Pepsi Co., donde realizó el cambio de imagen de la marca e introdujo modificaciones en la producción de sus conocidas papas fritas, mediante la utilización de aceites bajos en grasas. Con ella, el negocio de aperitivos de Pepsi Co.. creció un 8 por ciento. A pesar de los logros, Rosenfeld decidió regresar a Kraft Food y lo hizo por la puerta grande: este año fue nombrada presidenta de toda la compañía, la segunda en la industria alimentaria a escala mundial, por detrás de la suiza Nestlé. El año pasado facturó 34.100 millones de dólares. Rosenfeld, de 53 años, es doctora en mercadeo y estadística y se espera de ella que revitalice las marcas que controla la firma y lance nuevos productos, gracias a su capacidad innovadora. Brenda Barnes, en Sara Lee En 1997 Brenda Barnes, por entonces de 43 años, tomó la decisión más importante de su vida: dejar uno de los más deseados cargos -presidenta de Pepsi en Estados Unidos- para dedicarse a sus tres hijos. Su decisión la tomó estando en la cumbre profesional. Llevaba 22 años en la compañía y había tenido una buena carrera al asumir posiciones administrativas en áreas de fabricación, ventas, mercadeo y operaciones corporativas. Su ‘retiro’ duró unos siete años, cuando volvió el mundo empresarial como directora de la compañía Sara Lee, que vende alimentos, prendas de vestir y artículos para el hogar, con operaciones en 58 países. Entre tanto no se quedó quieta: hizo parte de la junta directiva de The New York Times y estuvo vinculada al Kellogg Graduate School of Management y al North Central College, entre otras cosas.Andrea Jung, en Avon El reto que la Junta Directiva de Avon le planteó a Andrea Jung en 1999 fue grande: ser la primera mujer, en 116 años de historia de la empresa en ese momento, en asumir la Presidencia Ejecutiva. No lo dudó, aunque llevaba apenas seis años en la compañía a la que llegó como consultora, la conocía bien, pues al año era presidenta del grupo de comercialización de productos para Estados Unidos y luego presidenta y directora de operaciones. Aunque esta mujer de 47 años, hija de padres chinos, estudió filología inglesa decidió hacer una especialización en mercadeo. Ahora hace parte de la lista de mujeres más influyentes de Estados Unidos. Avon es la mayor empresa de venta directa en el mundo, cuenta con líneas de productos de belleza, joyería y lencería. Opera en 143 países con un ejército de 3,5 millones de vendedoras y su cifra de negocio supera los 8.000 millones de dólares anuales.Meg Whitman, en eBay Cuando esta mujer entró a la Universidad de Princeton, hace 32 años, lo hizo convencida en que sería una médica dedicada a sus pacientes. Pero después de unos cursos cambió de rumbo y dejó de asistir a la facultad de medicina y comenzó a ir a la de economía. Una vez graduada, se fue para la escuela de negocios de Harvard a hacer un MBA. Meg Whitman comenzó en el mundo de los negocios y las cifras en Procter & Gamble e hizo un recorrido por importantes empresas: Bain & Company, Disney, Stride Rite,y Florists Transworld Deliveri (FTD) y Hasbro, de donde se la llevaron para emprender un negocio totalmente nuevo: el comercio electrónico. Desde 1998 es la presidenta ejecutiva de eBay. En el primer trimestre al mando de esta nueva forma de hacer negocios en la que muchos no creían, los ingresos de la compañía se duplicaron a 85.8 millones de dólares. Ella y la empresa que dirige son el motor de las ventas y compras virtuales. Periódicos y revistas tan importantes como The Wall Street Journal, Time, Fortune y Business Week la han incluido en sus listas de las mujeres más influyentes en el mundo de los negocios. Anne Mulcahy,en Xerox Empezar de vendedor y terminar como presidente ejecutivo de la empresa. Ese el sueño de muchos y fue lo que logró Anne Mulcahy. En 1976 fue contratada como representante de ventas de Xerox tras un corto paso por el sector financiero. Durante 18 años subió de posición en posición hasta llegar a cargos directivos. Fue directora de mercados en desarrollo, de personal corporativo y presidente de la división de ordenadores de sobremesa (desktop), entre otros cargos. Hasta que llegó el año 2000 cuando, para sorpresa de muchos, fue nombrada presidenta, más para enterrar la empresa que para mantenerla viva, pues pasaba por escándalos contables, investigaciones financieras, las ventas estaban caídas y acumulaba grandes deudas. Pero el milagro se produjo bajo su dirección: Xerox pasó de perder 273 millones de dólares en el año 2000 a ganar 91 millones de dólares en 2003, y volvió a ser líder en el sector de fotocopiadoras de alta calidad, gracias al desarrollo de varios nuevos productos. Esta mujer también ocupa los primeros lugares de las mujeres más influyentes en del mundo de los negocios, según las revistas estadounidenses.Patricia Woertz, Archer Daniels Después de 29 años de trabajar en el sector de combustibles, Patricia Woertz aceptó un gran reto en mayo de este año: dirigir los destinos de Archer Daniel Midland, uno de los procesadores agrícolas más grandes del mundo para producir ingredientes de alimentos, tanto para humanos como para animales. También cuenta con un importante renglón, donde Woertz es clave: combustibles renovables. Esta mujer, graduada de la Universidad de Pennsylvania en contabilidad, comenzó su carrera en Ernst & Young como contadora pública. Atraída por la complejidad y las oportunidades de una compañía de energía mundial, se incorporó a Gulf Oil Corporation en 1977. Después de la fusión de Gulf y Chevron en 1987, Patricia lideró las organizaciones de finanzas, tecnología de la información, planificación estratégica y refinería y comercialización hasta desempeñarse como presidente de Chevron Canada y posteriormente en Chevron International Oil Company. Ahora maneja una empresa con ingresos de 36.000 millones de dólares anuales y también hace parte de las 10 mujeres más influyentes del mundo de los negocios, según Fortune. Ilustración Migueyein

Siga bajando para encontrar más contenido