Sorpresa por crecimiento del 3,6% en Producto Interno Bruto (PIB)

El Gobierno dice que no esperaba ese comportamiento, pero confía en que el cuarto trimestre ‘salve e

Archivo Portafolio

Industria

Archivo Portafolio

POR:
diciembre 24 de 2010 - 12:29 a.m.
2010-12-24

En contra de las expectativas de analistas y las del propio Gobierno, que apuntaban a una expansión del orden del 4,5 por ciento en el tercer trimestre, la economía colombiana registró un crecimiento de 3,6 por ciento en dicho período, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).

 

Un año atrás, el Producto Interno Bruto (PIB) avanzaba a un ritmo del 0,8 por ciento.

La economía no avanzó como se esperaba por cuenta del sector de la construcción, que se contrajo en 10,5 por ciento, debido a una caída en las edificaciones no residenciales del 14 por ciento, a la que se sumó el descenso en las obras civiles, cuya variación fue de -15,2 por ciento.

Entre tanto, las edificaciones residenciales aumentaron en un 3,3 por ciento.

Por sectores, el otro que presentó decrecimiento fue el agropecuario, con una variación de -0,9 por ciento entre el tercer trimestre del 2009 e igual periodo del 2010.

 

En el tercer trimestre la minería mantuvo el más alto crecimiento, con un aumento del 10,3 por ciento, seguida por el transporte, cuya variación fue de 7,6 por ciento, y por el comercio, que se expandió en un 7 por ciento.

A pesar del descenso, el director del Dane, Jorge Bustamante, dijo que es prematuro hablar de una desaceleración, porque hay que esperar cifras de más largo plazo.

 

Según el funcionario, en los datos de la minería y la agricultura se ven los primeros indicios del invierno.

El tercer trimestre es el periodo de más bajo crecimiento en el año, toda vez que entre enero y marzo la economía creció 4,5 por ciento y en el segundo trimestre se expandió 4,4 por ciento.

Por el lado de la demanda, el consumo privado explicó gran parte del crecimiento, al registrar un incremento anual del 4,2 por ciento, pero la formación bruta de capital fijo -o inversión- apenas creció 2,7 por ciento.

Entre tanto, el dinamismo del consumo interno se refleja en el crecimiento del 20,3 por ciento en las importaciones.

 

SIN DESÁNIMO

 

Al calificar como sorpresivo el dato del PIB del tercer trimestre, el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, aseguró que los técnicos del Ministerio esperan que el crecimiento de todo el año esté por encima del 4 por ciento, mientras que para el 2011 la proyección del Gobierno es que sea cercano o superior al 5 por ciento.

 

Para que la economía avance más del 4 por ciento este año, el Gobierno calcula que en el cuarto trimestre la economía deberá expandirse a un ritmo del 4,5 por ciento, con un acumulado final que debe llegar al 4,3 por ciento. El crecimiento se verá afectado por el invierno.

 

Hubo exceso de optimismo: analistas

 

Para la comisionista de bolsa Correval, el crecimiento del 3,6 por ciento del tercer trimestre constituye un dato decepcionante, que demuestra que de nuevo la mayor parte de analistas, “incluyendo a los del Gobierno, pecaron por exceso de optimismo ante las mejores cifras del primer semestre”.

“Lamentablemente con el dato conocido hoy, ahora se hace cada vez más probable que el incremento del PIB para todo el 2010 se ubique cerca del 4 por ciento, con riesgos a que sea inferior por cuenta de los estragos causados por el invierno”, aseguró Daniel Velandia, director de Investigaciones Económicas de esta firma comisionista.

 

Agrega que esta desaceleración inesperada de la economía aumenta la probabilidad de que el Banco de la República mantenga por más tiempo su tasa de interés en el 3 por ciento.

Además, advierte que poco a poco las cuentas fiscales comienzan a correr un riesgo mayor, porque si bien en el tercer trimestre los efectos del invierno no se habían sentido, en el actual trimestre sí se verán y se podrían extender hasta la primera parte del próximo año.

 

43 por ciento es lo que espera el Gobierno sea el crecimiento de la economía colombiana durante todo el 2010.

 

Planeación revisa a la baja la proyección del PIB anual

 

Tras conocer el resultado del PIB del tercer trimestre del año, Hernando José Gómez, director Planeación Nacional, anunció un cambio en su pronóstico de crecimiento de este año, del 5 por ciento al 4,5 por ciento.

La decisión se basó en el resultado revelado por el Dane, que fue de 3,6 por ciento en el tercer trimestre del año.

 

Para lograr el crecimiento esperado por Planeación, Gómez aclaró que la economía debe crecer 5 por ciento en el último trimestre, cálculo que se basa en el impulso que le da el consumo de los hogares al PIB.

De otro lado, dijo que para el 2011 se mantiene la proyección de 5 por ciento, ya que la actividad económica estará impulsada por las obras de reconstrucción tras el impacto del invierno.

 

El funcionario precisó que las cifras se reciben con tranquilidad, porque se ve que los temas estructurales no se están afectando. “Vemos que si bien hay un desfase en la agricultura por el invierno y en la construcción de edificaciones, los demás indicadores muestran que sigue muy elevada la confianza del consumidor y la de los inversionistas”, agregó.

 

El DNP cree que el gran reto del país para el próximo año es hacer las actividades de reconstrucción de forma eficiente, para que de esta manera se logre darle a la economía el impulso que necesita.

Las primeras obras que se iniciarán el próximo año serán las de reconstrucción de escuelas, vías, servicios públicos, hospitales, planes de agua y redes de energía.

 

Planeación Nacional señala que la generación de proyectos deberá ser rápida y, por ello, la instrucción del presidente Santos fue que todas las entidades definan cómo van a redistribuir las inversiones que inicialmente tenían planteadas, para destinarlas a las obras de rehabilitación.

Los recursos se canalizarán a través del Fondo de Calamidades, el Fondo de Regalías y el Fondo País que se está creando, para ejecutar los proyectos requeridos.

 

Las obras estructurales, como la construcción de viaductos y obras complejas, tomarán por lo menos dos años, según Planeación Nacional, y sólo se comenzarán a ejecutar a partir del segundo trimestre del 2011.

Siga bajando para encontrar más contenido