Spring espera mejoría del comercio para el último trimestre

Una mayor conciencia de los consumidores sobre la necesidad de cambiar de colchones ha dinamizado la industria.

POR:
agosto 30 de 2012 - 11:35 p.m.
2012-08-30

El Grupo Spring crece 21 por ciento en su facturación, en medio de un ambiente complejo para el comercio en general.

Óscar Gutiérrez Pemberthy, presidente de la compañía, explica que ese crecimiento se sustenta en las estrategias que ha puesto en marcha la compañía, porque el sector que produce y comercializa colchones no escapa a los resultados complejos. Confía en que en el cierre del año el panorama mejore.

¿Cómo va este año?

Spring es una compañía a la que le ha ido muy bien. Al cierre de julio, vamos creciendo alrededor de 21 por ciento, aunque estamos un poco preocupados por la situación de agosto y la del comercio en general.

Confío en que con la medida que, tomó el Banco de la República de bajar sus tasas de interés, se vuelva a dinamizar el comercio. Tenemos una participación del 29 por ciento del comercio formal.

¿A qué atribuye el crecimiento si el sector no va bien?

Vamos creciendo con un promedio de 17 por ciento anual. Particularmente, el año pasado fue 18 por ciento.

Es cierto que la venta de los bienes durables se ha desacelerado, porque la gente ha dejado de comprar.

La razón por la cual Spring regristra mejores resultados tiene que ver con su estrategia de cuatro pilares: innovación, tecnología, naturaleza y soporte médico.

¿Cómo es la compañía?

Tomamos la decisión de iniciar un proceso de reestructuración y hoy por hoy somos el Grupo Spring.

Este año debe vender 110.000 millones de pesos. Atendemos 650 tiendas a nivel nacional, de las cuales 73 son propias.

Atendemos grandes superficies, tiendas por departamentos, almacenes de muebles, y electrodomésticos que venden a crédito, canales mayoristas y canal institucional como el campo hotelero, y atendemos tiendas especializadas en comercializar colchones.

¿Cuál es el canal más dinámico?

Hace 10 años, la categoría no estaba en las grandes superficies y hoy la manejan de manera importante.

Eso también tiene que ver con el cambio en el consumidor y sus hábitos sobre la salud y la mejor calidad de vida. Cada vez nos vamos a dar cuenta de que con la rutina, que llevamos, el estrés es la enfermedad del siglo y el descanso es la solución a la enfermedad del siglo. Y el descanso está asociado al colchón.

¿Qué inversiones recientes han hecho?

La empresa ha venido desde hace unos años en una directriz de inversión tecnológica. Montamos nuestra planta con una inversión de cuatro millones de dólares y el año pasado decidimos subir nuestra capacidad instalada de 500 a 1.300 unidades diarias, razón por la cual hemos invertido alrededor de unos 5.000 millones de pesos en tecnología en un par de los últimos años.

También hemos invertido cerca de 1.000 millones de pesos anuales en investigación y desarrollo, y en nuestras tiendas propias hemos invertido cerca de 2.000 millones de pesos entre el 2011 y el 2012. Las tiendas seguirán creciendo en los próximos tres años con un presupuesto de expansión de 3.000 millones adicionales.

¿Cómo ha evolucionado el índice de rotación del colchón?

Nos estamos enfrentando a un ciclo de familiar diferente.

Lo que está pasando es que cada cuatro o cinco años una persona del hogar entra a una experiencia de compra del colchón.

Eso está llevando a que el ciclo de compra se acorte. Lo que antes era 5,5, en algunas regiones puede ser de 4,5 y empieza a bajar.

De esa manera, el promedio de la familia, que podría estar en 15 años, en algunas regiones puede ser de 9 a 10 años.

Eso no es lo ideal, porque un colchón debería cambiar máximo 7 años o muy recomendable después de cinco años, por un problema de higiene.

Estoy satisfecho sobre las campañas del sector concientizando a los consumidores que están captando ese mensaje.

Hay unas oleadas de cuatro años para acá hay una reposición.

A eso se suma que las grandes superficies han comercializado sus marcas propias.

LA INDUSTRIA VA CAMINO A MONTAR PLANTA DE RECICLAJE DE COLCHONES EN COLOMBIA

¿Hay alguna salida para el problema de la disposición final de desechos?

No dudo que en dos o tres años veremos una planta de reciclaje de colchones en el país.

El tema del colchón como desecho es un problema mundial.

Hoy por hoy, todos hablamos de consumo responsables, y en el caso de los fabricantes de colchones nuestra labor no termina ni el la venta, ni en la posventa, sino en la disposición final del producto. Eso lo hemos revisado desde el Comité de fabricantes de colchones Fenalco.

Hace dos años revisamos experiencias en España y Austria.

Hicimos un plan de factibilidad para una planta de reciclaje en Colombia y retomamos el proyecto con más decisión.

Si bien hay leyes que prohíben el uso de materiales reciclados, las secretarías de salud requieren apoyo de la industria.

Constanza Gómez G.

Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido