Standard & Poor's y Fitch ponen bajo vigilancia negativa a UBS

Las agencias de calificación Standard & Poor's (S&P) y Fitch anunciaron el viernes que han colocado bajo vigilancia con implicaciones negativas al banco suizo UBS, tras salir a la luz el fraude de 1.450 millones de euros cometido por uno de sus operadores de mercados.

POR:
septiembre 19 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-09-19

La primera firma señaló que el agujero financiero que provocó esa actuación ilegal constituye un retroceso en "los esfuerzos de UBS por rehabilitar su reputación y demostrar una gestión de riesgos reforzada". De la misma opinión fueron los analistas de Fitch, que agregaron que la puesta bajo vigilancia de esa entidad financiera responde a las preocupaciones sobre lo que esa pérdida puede significar para su capacidad de control de riesgos, para el posicionamiento estratégico de su banca de inversión y, a mediano plazo, para su actividad de gestión de patrimonios. Esta última división había experimentado una notable recuperación tras la crisis del 2008, cuando estuvo al borde de la quiebra por las pérdidas debidas a las inversiones de alto riesgo que hizo en los instrumentos de hipotecas 'basura' de EE. UU. En aquella ocasión, la entidad logró mantenerse a flote gracias a la ayuda de la Confederación Helvética y del Banco Nacional de Suiza, que absorbió los activos sin valor. En ese contexto, el banco registró la retirada de decenas de miles de millones de euros de sus clientes. Al evaluar la situación de UBS, ambas agencias coinciden igualmente en que las implicaciones de este incidente son "manejables" para el banco, pero que sus repercusiones serán importantes en la evaluación que ya había emprendido para redimensionar su banca de inversión. En su comentario, S&P apunta que este nuevo problema surge cuando la rentabilidad del UBS está "bajo presión por factores como la baja actividad de la clientela y la fortaleza del franco suizo". Reconoce, sin embargo, que su posición de capital le permitirá manejar la pérdida si se confirma que esta se eleva a 1.450 millones de euros. Por su parte, Fitch dijo que espera que, pese a todo, el banco cierre el 2011 con beneficios. Asimismo, reconoció que "no existe un marco de control que pueda proteger completamente a un banco de un agente bursátil deshonesto". HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido