Suben meta de IPC para 2009

Por primera vez en 17 años, la meta de inflación no será menor o igual a la del año anterior, sino que será superior. Esta decisión fue tomada ayer por la Junta Directiva del Banco de la República, la cual fijó la meta del año entrante en un rango que va entre 4,5 y 5,5 por ciento, con un objetivo puntual de 5 por ciento, que es superior al 4 por ciento vigente para el 2008.

POR:
noviembre 22 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-22

La decisión tomó por sorpresa a muchos analistas que estaban apostando a que el Banco iba a repetir la meta del presente año, teniendo en cuenta que por culpa de la carestía de alimentos y combustibles en el 2008 el Emisor completará dos años consecutivos sin cumplir con su compromiso inflacionario (hasta octubre pasado la canasta familiar registraba un incremento anual de 7,94 por ciento). “Es una determinación rara, por decir lo menos, pues el mismo Banco ha dicho en repetidas ocasiones que cada vez hay menos presiones inflacionarias, pero al subir la meta esa afirmación perdería peso. Lo que puede estar sucediendo es que el Emisor se sinceró y aceptó que la inflación va a seguir bajando, pero a un ritmo mucho más lento que el de años anteriores, opina Juanita Téllez, jefe de investigaciones económicas del Bbva. El gerente del Emisor, José Darío Uribe, explicó que en el Banco están convencidos de que los precios de alimentos y combustibles van a tener una reducción importante el año entrante, pero en el 2009 aún se sentirán efectos fuertes de los incrementos registrados en el 2008, y por eso tomaron la decisión de ampliar la meta. No obstante, aclaró que como prevén que este año el costo de vida terminará en 7,5 por ciento, el objetivo de bajarlo a 5 por ciento, implica una baja considerable. “Una meta más ambiciosa generaría una volatilidad innecesaria en las tasas de interés y en la actividad económica?, enfatizó e insistió que son optimistas frente a la inflación del 2009, principalmente por dos factores: una moderación importante de la demanda y una caída de los precios internacionales de combustibles y alimentos, por causa de la esperada desaceleración económica”. En la junta de ayer, los codirectores del Banco también decidieron, por mayoría y no por unanimidad, dejar en 10 por ciento la tasa de interés de intervención, la cual sirve de guía para las demás tasas que se usan en la economía nacional. De esta manera las tasas del Banco completaron cuatro meses en el mismo nivel, pese a los pedidos del Gobierno y de muchos empresarios, quienes consideran que ante las expectativas de una recesión global, es necesario bajar las tasas de interés para reactivar la economía nacional, que también está mostrando signos de desaceleración. En el comunicado expedido al final de la Junta, los codirectores afirmaron que en la medida que las presiones inflacionarias de mediano plazo caigan, será posible adoptar una posición menos restrictiva en la política monetaria, en otras palabras, reiteraron la posibilidad de bajar las tasas de interés. De hecho los analistas consideran que con la ampliación de la meta de inflación, aumentaron las posibilidades de un recorte de tasas.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido