Subsidiarán aportes para afiliar pobres a la salud paga

Los ojos del Gobierno están puestos en trabajadores independientes del nivel 3 del Sisbén no están inscritos en las EPS. DNP suministrará listados de colombianos con alguna capacidad de cotización.

POR:
julio 24 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-24

Millones de colombianos inscritos en el régimen subsidiado de salud o que no están asegurados recibirán una ayuda del Gobierno para que se afilien a una EPS y tengan derecho al Plan Obligatorio de Salud Contributivo (POSc).

Para ello, como lo anunció el lunes el presidente Álvaro Uribe, habrá un subsidio parcial a la cotización que debe hacerse a las EPSc, que para el caso de un ingreso equivalente al salario mínimo (497.000 pesos) es de 62.125 pesos mensuales.

En otras palabras: el Gobierno aportará una parte de esos 62.125 pesos y el nuevo afiliado y sus beneficiarios, la diferencia, con lo cual no solo habrá un alivio para las finanzas de la salud sino que aquellos recibirán el paquete de servicios de la salud contributiva, que en pesos vale 74,5 por ciento más que el subsidiado. Es decir, es más grande.

Sisbén 3, en la mira

Los ojos de las autoridades están puestos en los colombianos pobres clasificados en los niveles 1 y 2 del Sisbén afiliados al régimen subsidiado pero que tienen alguna capacidad de pago, y particularmente en un numeroso grupo de trabajadores del nivel 3 del Sisbén que no están inscritos en una EPSc porque sus ingresos no les alcanzan para cubrir la cotización completa (62.125 pesos al mes, en el ejemplo).

Ese grupo está conformado por trabajadores independientes (cuenta propia), que se desenvuelven en la informalidad, uno de los mayores obstáculos para la afiliación a la seguridad social paga.

Aumentar la cobertura con la afiliación de personas del nivel 3 del Sisbén a las que se les subsidiará la cotización es menos costoso para las finanzas del sistema de salud que si las inscriben en el régimen subsidiado, señaló Elisa Torrenegra, directora de Gestar Salud.

Lo anterior, para llegar a la cobertura universal en salud, que es un mandato constitucional y legal.

El Gobierno, sin embargo, aún no ha tomado una decisión frente a las personas que se resistan a pasarse al régimen contributivo. Hoy, la cúpula oficial examinará esta situación.

¿Cuántos son?

¿De cuántas personas están hablando el Presidente, el Ministerio de la Protección y el Departamento Nacional de Planeación (DNP) como candidatas a ese subsidio parcial? Aquí comienza el problema.

Al 31 de marzo, las cifras del Ministerio de la Protección Social reportaban 23,8 millones de afiliados al régimen subsidiado, cuando en realidad eran cupos contratados para su atención y apenas algo más de 19 millones estaban habilitados para recibir los servicios de salud.

Los dineros para esos 23,8 millones de colombianos están disponibles, pero, paradójicamente, hay 4,8 millones que no son atendidos en la red de hospitales y clínicas de las EPS del régimen subsidiado porque en realidad no están afiliados y su demanda por servicios de salud es cubierta por los municipios y departamentos.

De acuerdo con los reportes oficiales, sin tener en cuenta los 4,8 millones mencionados, aún faltarían cerca de 3,7 millones para afiliarse a la salud subsidiada, es decir, que la población susceptible de afiliación se eleva a 27,5 millones. Si a estos se agregan los casi dos millones que pertenecen a regímenes especiales más los 18,7 millones que aparecen en el contributivo, habría 48,2 millones de colombianos, pero el Dane indicó hace 15 días que son 45 millones.

El lunes, Uribe señaló que "el paso inmediato debe ser acudir al nuevo Sisbén -versión tres que está en proceso de implementación- para identificar quiénes, de los 11 millones de integrantes de la población ocupada que reciben los beneficios del régimen subsidiado, deben registrarse en el contributivo...".

Las cifras del Ministerio, citadas por el DNP, muestran que al finalizar el 2008 más de 4 millones de personas de los niveles 1 y 2 del Sisbén estaban afiliadas al régimen contributivo y que de 4,4 millones que aparecían en el nivel 3 del Sisbén a noviembre, más de 1,1 millones recibían apoyos parciales al terminar el primer trimestre de este año.

Aún no actualiza planes de salud

La actualización de los Planes Obligatorio de Salud (POS), subsidiado y contributivo, no estará lista el viernes próximo, fecha límite establecida por la Corte Constitucional el año pasado para definir con claridad el contenido de cada uno de esos paquetes de beneficios.

La actualización tiene que pasar necesariamente por la consulta del Ministerio de la Protección Social y la Comisión de Regulación en Salud (Cres) a los usuarios del sistema, pero esa consulta empezó apenas este jueves en Bogotá y se extenderá a todo el país hasta el 23 de agosto (en la página web del Ministerio los interesados pueden consignar sus opiniones en un formulario diseñado para tal fin).

El jueves próximo, sin embargo, ya habrá un proyecto de actualización que será presentado a la reunión extraordinaria de la Cres que, si es aprobado, se pondrá a consideración de la ciudadanía para que haga las observaciones y sugerencias pertinentes.

Este lunes, la Cres (integrada por cinco comisionados y los Ministros de la Protección Social y Hacienda) también consultará la opinión de la comunidad médica con el fin de redondear el borrador de actualización del POS que será examinado tres días después.

El Gobierno acogió la recomendación de expertos nacionales e internacionales de legitimar socialmente las decisiones sobre el contenido de los dos POS (subsidiado y contributivo) y por esto acude a las consultas.

Extraoficialmente se señaló que de los actuales 6.300 procedimientos que contiene el POS actual saldrían por lo menos 100 que ya no son utilizados por los profesionales de la salud y se incluirían 1.000.

Los traslados están en manos del Minprotección

Una investigación auspiciada por la Fundación Corona, Asocajas, Gestar Salud y el Cendex de la Universidad Javeriana y coordinada por Fernando Ruiz, plantea dos propuestas de subsidio parcial: a la Unidad de Pago por Capitación (UPC, la prima que le paga el sistema de salud a las EPS por cada uno de sus inscritos) y a la cotización de los afiliados.

El estudio, 'Alternativas de subsidio parcial para universalizar el aseguramiento social en salud', se enfoca en la población del nivel 3 del Sisbén excluyendo al 20 por ciento más pobre y al 20 por ciento más rico.

Elisa Torrenegra, de Gestarsalud, dijo que la porción más pobre de ese segmento del Sisbén no tiene capacidad de pago y la más rica debe estar en el régimen contributivo.

La investigación estima que 2'051.989 personas del nivel 3 del Sisbén son susceptibles de recibir un subsidio a la cotización.

Sin embargo, será el Ministerio de la Protección Social el que, con base en la información del DNP y después de cruzarla con otras bases de datos decidirá cuáles son los colombianos de los niveles 1, 2 y 3 del Sisbén que pasarán del régimen subsidiado al contributivo con el atractivo de la ayuda monetaria para completar la cotización.

El viernes de la semana pasada, técnicos del DNP se reunieron con los del Ministerio de la Protección Social a quienes les entregaron la metodología que respalda los listados que les suministrarán a partir de agosto sobre las personas con alguna capacidad de pago y que están siendo elaborados con base en la versión 3 del Sisbén.

Como la aplicación del Sisbén 3 es gradual y terminará en todo el país a mediados del 2010 (se estima que el viernes de la semana entrante quedarán cubiertos 209 municipios y al final del año, otros 409 para un total de 718), solo en ese momento el Minprotección contará con la información de todo Colombia.

Lo anterior significa que el traslado de personas de la salud subsidiada a la contributiva estaría finalizando en el segundo semestre del año próximo.

Siga bajando para encontrar más contenido