‘Los subsidios a los cafeteros se darán cuando se necesiten’

El Gobierno comenzó a tomar decisiones teniendo en cuenta recomendaciones de la Misión Rural.

La producción cafetera para este año 2014 se espera que supere los 11,5 millones de sacos de 60 kilos.

Archivo Portafolio

La producción cafetera para este año 2014 se espera que supere los 11,5 millones de sacos de 60 kilos.

Finanzas
POR:
octubre 16 de 2014 - 02:11 a.m.
2014-10-16

La continuidad del Programa de Protección del Ingreso Cafetero (PIC), un subsidio al precio que comenzó a pagarse desde finales del 2011, quedó en entredicho, tras las declaraciones del ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, acerca del desmonte gradual a este tipo de ayudas.

El año pasado, lo pagado a los caficultores superó la cifra de un billón de pesos, mientras que la misma cantidad se apropió para este año.

Ahora, esto se da cuando los ‘fundamentales’ del mercado, es decir, los indicadores que inciden directamente en el mercado cafetero mundial, como precios (internacional y local de compra), producción, oferta y consumo, mantienen un clima favorable para los cafeteros del país.

En cuanto a los precios, el de los ‘suaves colombianos’ que registra la Organización Internacional del Café (OIC), este año ha marcado su tendencia a mantenerse por encima de los US$ 2 por libra.

El precio promedio para septiembre pasado fue de US$2,06, mientras que este mes ha estado por encima del promedio anotado. La cotización más alta se presentó el pasado 6 de octubre, cuando llegó a US$2,37.

En cuanto al precio interno de compra, la Federación Nacional de Cafeteros reportó que desde el pasado 31 de julio superó la barrera de los 700.000 pesos por carga, tomando un ascenso sostenido, debido a los buenos precios internacionales y al comportamiento del dólar frente al peso colombiano.

El precio interno de compra abre el mercado de hoy en $ 858.625 por carga de 125 kilos (dos bultos).

Los analistas del mercado cafetero y indicaron que se esperaría que en pocos días este precio interno de compra superaría los 900.000 pesos por carga de 125 kilos; sin duda, una de las mejores noticias para los productores del grano. Solo en septiembre pasado fueron 912.000 sacos, mientras que en lo corrido del año van más de 8,8 millones.

Por su parte, la producción mundial, para el año de cosecha, que va del primero de octubre al 30 de septiembre del año siguiente, fue de 145,2 millones de sacos, igual a la del año anterior.

En las cuentas de la OIC se espera una producción más baja, “lo que probablemente resultará en un déficit mundial el próximo año”, indicó Robério Oliveira Silva, director de la OIC.

Por último, mientras se evidencia una posible escasez del grano, para el 2015, debido al comportamiento del clima en Brasil y los problemas dejados por la roya en Centroamérica y Perú, el consumo de la bebida no deja de crecer.

“La tendencia ha sido sostenida desde finales del siglo pasado y mucho más marcada en los países del sureste asiático, Suramérica y Asia. También, al mismo ritmo, pero menos dinámica, es la tendencia de crecimiento que se ha presentado en Norte, Centroamérica y Europa”, destacó un reciente informe sobre el tema, publicado por la OIC.

Por lo anterior, las posibilidades de que se requiera el PIC son escasas, pues los fundamentales analizados resultarían en buenos precios de compra para los productores y una posición privilegiada para Colombia como exportador del grano.

EL GREMIO PIDE TENER UN UN FONDO DE ESTABILIZACIÓN 

El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Luis Genaro Muñoz, en entrevista con Portafolio, indicó que desde hace ya algún tiempo vienen solicitándole al Gobierno la creación de un fondo de estabilización de precios.

Este fondo se nutriría con los recursos del PIC que no se han ejecutado este año ($ 858.000 millones) y de otros rubros, tanto de los propios cafeteros como los que le gire la Nación.

“Este tema ya se ha puesto sobre la mesa”, dijo el dirigente cafetero.

En cuanto al desmonte del PIC, Luis Genaro Muñoz dijo que espera que no sea necesario recurrir a la ayuda del Gobierno en el 2015; sin embargo recalcó que “el país debe seguir buscando mecanismos para que en épocas de coyuntura, se ayude a este sector subsidiarle la producción y el precio interno de compra”.

Dejó entrever que la decisión tomada por el Ministro de Agricultura no afecta al sector cafetero, pues está viviendo sus mejores momentos (revisado atrás) y que, precisamente, como se están analizando todas las cadenas productivas y el proceso de paz, la caficultura colombiana “sea vista con otros ojos”.

Además, destacó las diversas labores que han hecho el gremio y los cultivadores por mejorar la producción y la productividad, particularmente con el programa de renovación de los cultivos.

Sin embargo, Muñoz recalcó que el tema no debe ser ‘exótico’ y debe discutirse en el tiempo, precisamente, aprovechando las épocas de buenos precios para planear cómo se iría a enfrentar el futuro que llegue con precios bajos., que le disminuyan la rentabilidad a los cultivos.

“Hay argumentos de sobre para construir cosas inteligentes”, concluyó el gerente de la Federación de Cafeteros.

Juan C. Domínguez
Economía y Negocios