‘Subsidios para todo es inmoral’

Corresponsal de El Tiempo “Yo creo que Colombia debe tener mucho cuidado -y creo que lo está haciendo- de no contagiarse con el populismo pseudoizquierdista”, dijo Claudio Loser, miembro asociado del Instituto Diálogo Interamericano, en Washington, y ex director del Departamento de Asuntos del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI).

POR:
noviembre 23 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-23

Loser, quien participó en un seminario del Proyecto Houston, advirtió de la presencia en Latinoamérica de dos cosas distintas entre sí: un movimiento democrático (denominado socialdemocracia o progresismo o socialismo moderno), y otra, un populismo que no es ni de derecha ni de izquierda. “Presidentes como Michelle Bachelet, Lula Da Silva o Tabaré Vásquez, son representantes de movimientos definidos de izquierda; pero que tienen, para mí, la misma relevancia de izquierda del partido laboralista de Inglaterra o el partido demócrata de E.U.”, dijo. Y agregó que son gobiernos que han aceptado las nuevas reglas de juego relacionadas con la integración económica, y en esa misma tónica, con las mismas reglas, está el presidente Álvaro Uribe, aunque, por supuesto, desde otra línea ideológica. “De lo que no hay que contagiarse es del populismo gratuito de países como Venezuela, Ecuador y Bolivia, y que en menor medida se da en Argentina, porque si bien el discurso argentino es populista, en la práctica es más pragmático”, dijo. Sobre la aparente dicotomía entre distribución del ingreso y crecimiento, Loser afirmó que con el llamado Consenso de Washington se planteó una visión de cambio en los incentivos económicos. Faltó -y a su su juicio fue un error- la base de apoyo social, no a todos, sino a los más pobres, bajo el principio de incluirlos en la sociedad y darles más oportunidades de crecimiento. “Eso es algo que hemos aprendido en América Latina y se está aplicando en Colombia, Chile, Brasil, México y Argentina, y no como proposición política y social, sino económica”. Loser anotó que la viabilidad económica de un país no puede darse en una situación donde haya extrema pobreza. Esto no es lo mismo, por supuesto, que hablar de desigualdad, “porque puede haber mucho más desigualdad en E.U. que en países escandinavos, pero puede haber más oportunidades de avance y de movilidad social”. Agregó que esto de la equidad es más importante, en términos de lucha contra la pobreza, que dar subsidios de manera generalizada e indiscriminada, como hace Venezuela. “Eso es inmoral y patrocina la holgazanería”. Al examinar las críticas en el sentido de que el crecimiento económico en países como Colombia no ha jalonado empleo, comentó que, al contrario, el desempleo ha bajado en Latinoamérica. DIAGNÓSTICO PARA COLOMBIA Y LA REGIÓN Loser dijo que en Colombia han bajado la pobreza y el desempleo, mientras han crecido muchísimo el ingreso per cápita y el comercio internacional. “Hoy en día el problema no es de indicadores, sino de percepciones; entonces mi visión, y no solo de Colombia sino de Latinoamérica, es que hay frustración debido a que los indicadores no son lo fuertes que uno quisiera”, resaltó.

Siga bajando para encontrar más contenido