Suenan campanas de reforma tributaria por 'Pacto Agrario'

Para este miércoles previsto el destape en el Congreso de la carta del Gobierno para financiar el agro con impuestos. 4x1000 abre la puerta a debate sobre necesidad de nuevos tributos.

La Reforma Tributaria estaría encaminada a recaudar más recursos.

Archivo Portafolio.co

La Reforma Tributaria estaría encaminada a recaudar más recursos.

POR:
septiembre 18 de 2013 - 02:32 a.m.
2013-09-18

La búsqueda de 3 billones de pesos para financiar el ‘pacto nacional agrario’, suscrito entre el Gobierno y el sector tras paro que duró más de tres semanas, está abriendo el camino a una nueva reforma tributaria, que esta vez sí -a diferencia de la aprobada en el 2012- tendría que ser para recaudar más ingresos.

Por el momento, el aplazamiento por un año más del desmonte de los dos puntos que se le iban a quitar al 4x1000, a partir del 2014, es la alternativa menos polémica que tiene el Gobierno, que presentaría hoy ante el Congreso su propuesta económica definitiva para obtener los recursos.

Aunque no falta la presión de muchos congresistas para que se discutan otras opciones, como el gravamen a los dividendos en un 5 por ciento, planteado por el representante a la Cámara David Barguil, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, confirmó que el Gobierno se la jugará con el 4x1000.

Este impuesto, que graba las transacciones financieras que realizan los colombianos, nació hace 14 años para conjurar la crisis de los bancos públicos.

Desde entonces, una lluvia de críticas ha caído sobre él, porque fomenta el uso del efectivo para evitar el tributo, entre otros defectos.

¿Y EL FUTURO?

Pero, más allá de que el Congreso avale o no la iniciativa del Ejecutivo de aplazar el desmonte del 4x1000, queda planteada la ruta para que el próximo año se hable nuevamente de modificaciones al Estatuto Tributario.

Para el 2014 se logrará cubrir las necesidades del agro, pero el Estado está teniendo requerimientos financieros que más allá de sus ingresos.

Mario Valencia, subdirector de la firma Cedetrabajo, señala que “la reforma tributaria pasada está produciendo un hueco que ya le está pasando cuenta de cobro a las finanzas de la nación”.

Las cuentas de la Red de Justicia Tributaria, integrada por académicos y tributaristas, señalan que, hasta la mitad del 2013, el rezago de los ingresos provenientes de los impuestos era de 3,3 billones de pesos con respecto a la meta prevista para esa fecha.

Por el impuesto de renta, por ejemplo, la meta entre enero y junio era de 19 billones de pesos y se recaudaron 12,8 billones, advierten los expertos de la red.

Con el nuevo tributo a la equidad, conocido como Cree, se aspiraba a recaudar 0,5 billones y solo se lograron 0,3 billones de pesos.

Tampoco por el impuesto a la gasolina y el Acpm entró todo lo que debía.

Según la Red, la meta era de 1,5 billones de pesos y el recaudo real entre enero y junio fue de 1 billón.

EL OTRO AÑO

Este panorama se da este año, cuando todavía no se ha visto el efecto real de la reforma, con la que se les disminuyó el impuesto de renta a las empresas, de 33 a 25 por ciento, y se les quitó la carga de los impuestos conocidos como parafiscales, con la esperanza de que generaran empleo.

Para el representante a la Cámara Carlos Jiménez, “el verdadero hueco fiscal se verá el próximo año, cuando se causen los impuestos del 2013 con las nuevas medidas”.

EN VILO POR LA GASOLINA

El parlamentario agrega que hay inquietud por el reciente fallo de la Corte Constitucional que le quita facultades al Gobierno para amortiguar las volatilidades del precio del petróleo, lo que podría ahondar aún más el faltante en los ingresos del Estado.

Camilo Rodríquez, director de impuestos de la firma KPMG, advierte que, “ya que los resultados de la reforma tributaria no se han reflejado en mayor recaudo, no es de extrañar que para cubrir las obligaciones recientemente asumidas y los desfases que seguramente se generarán con las medidas adoptadas en esa ley -disminución de la tarifa de renta y el nuevo impuesto del CREE (Ingresos menos devoluciones) surjan propuestas de extender el impuesto al patrimonio, impuestos a los dividendos, entre otros”.

Rodríguez manifiesta que “es grave que estemos acostumbrados a reformas coyunturales. No hay una política fiscal de largo plazo, solo se buscan recursos para cubrir las necesidades inmediatas, como ahora las del agro”.

CRÍTICAS Y APLAUSOS A LA REFORMA

La reforma tributaria, en esta como en otras ocasiones, ha estado entre críticas y aplausos.

El exministro de Hacienda José Antonio Ocampo opina que “fue buena, pero se equivocó al no buscar más recursos.

Ahora habrá que pensar en nuevos recursos, en especial para implementar los procesos de paz”. Por el contrario, el también exministro de Hacienda Alberto Carrasquilla manifiesta que “nuestro sistema tributario es malo en diversas dimensiones, y es impedimento para el progreso.

Estoy de acuerdo con una reforma sustantiva, enfocada en el objetivo de elevar el crecimiento económico. Al país no le conviene estar cada año discutiendo cómo hacer para recaudar unos pesos. Esa manera de pensar la política tributaria les hace daño a la estabilidad en las reglas del juego y a los negocios.

Martha Morales M.

Siga bajando para encontrar más contenido