Sueños de grandeza

La sorpresiva operación mediante la cual el Instituto de Desarrollo de Antioquia (Idea) se quedó con la mayoría de las acciones de la sociedad que tendrá a su cargo el proyecto hidroeléctrico de Pescadero-Ituango, sigue generando inquietud dentro y fuera del departamento. El motivo es que la negociación involucra a la que será la planta de generación de energía más grande del país, con un costo superior a los 2.000 millones de dólares y una capacidad de hasta 2.400 megavatios, de los cuales la mitad deben entrar al sistema interconectado en el 2018. Así quedó expresado en la subasta que, hace un mes, definió la ruta de expansión del sector eléctrico a lo largo de la próxima década y que implica para los proponentes aceptar compromisos que, de ser incumplidos, darían origen a multas cuantiosas.

POR:
julio 21 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-21

Semejante inquietud no tendría razón de ser, si hubiera perdurado el clima de entendimiento entre el Idea y Empresas Públicas de Medellín (EPM), que el 28 de marzo del 2006 pusieron en vigencia un pacto para tener igual participación en Pescadero-Ituango. En esa fecha, EPM declinó suscribir un aumento de capital de la sociedad para dejar de ser el dueño mayoritario, con la intención expresa de que el banco de desarrollo departamental comprara acciones a 1.000 pesos cada una y ambas entidades estuvieran a la par. Ese clima de concordia, sin embargo, terminó con el cambio de funcionarios, que tuvo lugar después de la llegada de Alonso Salazar a la Alcaldía de Medellín y de Luis Alfredo Ramos a la Gobernación de Antioquia, el primero de enero. Según el Idea, en las reuniones de junta directiva sus representantes empezaron a ser convidados de piedra, mientras que EPM asegura que simplemente estaba actuando como ejecutor, pues la Empresa tiene mucha experiencia en el desarrollo y operación de proyectos hidroeléctricos. Por otro lado, la entidad departamental dice que en forma velada el ente municipal empezó a aumentar su participación en la sociedad, con lo cual desconoció el trato hecho, algo negado por esta última. Sea como sea, la desconfianza llegó a su máxima expresión la semana pasada, cuando en un golpe de mano el Idea le compró cerca del 6 por ciento de las acciones a un puñado de socios minoritarios por algo más de 96.000 millones de pesos, a un precio promedio de 35.472 pesos por acción. Como es de suponer, el pago de semejante suma generó todo tipo de suspicacias. En respuesta, el Idea aseguró tener los estudios técnicos que soportan su decisión. Pero más allá de ese debate, lo que resulta sorprendente es que en vez de buscar un arreglo amistoso con sus paisanos, la Gobernación haya adoptado una actitud triunfalista y habla del tema como si hubiera evitado una pérdida mayúscula para Antioquia y como si no viviera en Medellín. La lógica de la toma hostil es difícil de entender si se tiene en cuenta que la garantía de que Pescadero-Ituango se construya dentro de los más estrictos parámetros es la presencia de EPM y su amplia trayectoria en el tema. En ese sentido, lo que le debería interesar al departamento es que el proyecto sea lo más rentable posible y que se le paguen sus dividendos durante el tiempo en que sea socio. Incluso el argumento de que lo hecho garantiza la instalación de un megaproyecto para la producción de aluminio en la zona, es deleznable, en un escenario de largo plazo. No obstante, todo indica que el gobernador Ramos cree en el capitalismo departamental, como ya lo había dejado en claro al desechar la búsqueda de un socio para la licorera. De hecho, el viernes le solicitó a la Asamblea autorización para crear una generadora de electricidad, olvidando el descalabro que fue en su momento la empresa de energía. Si bien, el argumento de que las arcas regionales necesitan nuevas fuentes es válido, exponer la salud fiscal de Antioquia a iniciativas riesgosas, sin tener la capacidad técnica, es jugar con fuego. Eso para no hablar de los peligros de corrupción en contrataciones multimillonarias o el riesgo de politizar a las entidades, todo por cuenta de sueños de grandeza nacidos en una avivatada. '' La operación mediante la cual la Gobernación de Antioquia se hizo a la mayoría del proyecto de Pescadero-Ituango, le puede salir muy costosa al departamento''.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido