Superintendencia Financiera certificará nuevas tasas de interés máximas que se pueden cobrar en el país | Finanzas | Economía | Portafolio

Superintendencia Financiera certificará nuevas tasas de interés máximas que se pueden cobrar en el país

El organismo debe autorizarlas con el fin de poner límite y evitar la usura. Si bien es una práctica rutinaria de cada trimestre, esta vez las autoridades están enredadas con el microcrédito.

POR:
septiembre 26 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-26

Los cálculos técnicos de Asobancaria dan para que el límite suba a 47 por ciento, nivel que el Gobierno no puede permitir, pues iría en contra de su política de fomentar el crédito para los pequeños negocios.

Tradicionalmente, la tasa de usura ha servido como referencia para las tasas de interés que cobran los bancos, que por lo general se mueven en la misma dirección que el techo impuesto por el Gobierno e incluso en tarjetas de crédito y en microcrédito siempre están muy 'pegadas' del tope máximo.

Así, el costo de comprar con tarjeta era en promedio en julio de 30,76 por ciento, frente a una tasa de usura de 32,27 por ciento. En lo que respecta al microcrédito, la tasa promedio estaba en 31,48 por ciento, frente a un límite de 33,93 por ciento.

Por el contrario otros tipos de crédito, como el comercial, que es para las empresas y cuya tasa de usura es la misma de las tarjetas de crédito, tiene un costo promedio muy por debajo del límite (19,95 por ciento).

Desde abril del año pasado, el Gobierno decidió certificar una tasa de usura diferente para el microcrédito, atendiendo el pedido de bancos y demás financieras que prestan para este sector, que en repetidas ocasiones han insistido que es muy costoso dar créditos pequeños, pues por un lado es riesgoso y por el otro se requiere de una tecnología especial, dado que muchos microempresarios no llevan contabilidad y hay que ayudarles a manejar sus cuentas para determinar su capacidad de crédito.

En ese momento se estableció que a diferencia de la tasa de usura para los otros créditos, que cambia cada tres meses, la del microcrédito iba a tener una modificación anual, pero en abril de este año el Gobierno tuvo que emitir un decreto en el que la congelaba por 6 meses, pues desde esa fecha los cálculos daban para que el tope máximo del microcrédito subiera al 47 por ciento, un costo muy elevado, que podría frenar el acceso a crédito para microempresarios.

Alternativa

Entre las alternativas que se estarían barajando estaría la de modificar la fórmula de cálculo de la tasa de usura para que la de microcrédito no suba tanto o mantenerla congelada por más tiempo (la opción más probable).

Aunque los bancos han estado en desacuerdo con la existencia de la tasa de usura, que califican como intervencionista, aplaudieron la creación de una más alta para el microcrédito. Sin embargo, este año han venido insistiendo en que el límite actual (33,93 por ciento) no refleja la realidad del mercado.

Siga bajando para encontrar más contenido