Tanques de oxígeno y mulas controlarán el fuego en el Parque Nacional Natural de Las Hermosas

Los fuertes vientos y la presencia de grupos armados ilegales, dificultan sofocar el incendio que ya lleva más de tres días.

POR:
enero 06 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-06

La difícil tarea de controlar el fuego que consume poco a poco los terrenos del Parque Nacional Natural de Las Hermosas, a 3.500 metros de altura, la lidera una comisión de socorristas que tuvo que recurrir a tanques de oxígeno y a mulas.

Un sobrevuelo a esta región de los Andes, en límites del Valle y Tolima, mostró que el incendio tiene un foco en cada departamento.

El desplazamiento lo iniciaron funcionarios de Parques Nacionales, de Bomberos y Cruz Roja, en un viaje de tres horas en carro, y al menos 10 horas a pie y en mula hacia uno de los puntos entre La Negra y Cabuyal, cerca de La Nevera, en jurisdicción del municipio de Palmira.

"No hay antecedentes en los últimos años de un incendio de esta magnitud", dijo la administradora de Las Hermosas, Claudia Isabel Acevedo, quien señaló que en la vegetación se nota la temporada de calor.

De hecho, uno de los tropiezos para controlar las llamas está en pajonales y frailejones secos. Acevedo dijo que en este Parque hay especies como osos de anteojos y un sinnúmero de aves, además de flora nativa.

El incendio ocurre en una franja que comprende la cuenca del Amaime, de la cual depende el suministro de agua de varias poblaciones. Pero no sólo eso porque Las Hermosas cobija nacimientos de afluentes del Nima, Tulúa, Amoyá, Davis Cambrín y Anamichú.

El primer reporte de fuego llegó en la noche del 3 de enero y se estima que se habría iniciado un día antes. El martes fue activado el Comité Departamental de Incendios y en la tarde de ayer una parte de la comisión se desplazaba al páramo, donde también se advierte sobre riesgos por presencia de grupos armados.

Ayer, en una reunión de emergencia de funcionarios de la Dirección de Parques Nacionales, Bomberos, la Cruz Roja y la Fuerza Aérea Colombiana se determinó que, por el momento, no es factible contrarrestar las llamas por vía aérea, no sólo por las grandes alturas, sino por los fuertes vientos.

Siga bajando para encontrar más contenido