Tarde o temprano... todo se sabe

Hace cuatro años, cuando era miembro de la Dirección Nacional Liberal y la presidía, instauré queja ante la Procuraduría General, solicitando se investigará y sancionara la conducta irregular de varios funcionarios del Gobierno y los respectivos parlamentarios, que valiéndose del tráfico de influencias lograron el inolvidable episodio del cambio de voto de la representante Yidis Medina y la ausencia del representante Teodolindo Avendaño en el momento más decisivo del trámite del proyecto de reelección presidencial.

POR:
mayo 16 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-16

Lo sorprendente de este bandazo intempestivo, es que la noche anterior se reunieron en la casa de otra congresista de la Comisión Primera de Cámara todos los miembros que se disponían a votar de forma negativa. Para asegurar la seriedad de este acuerdo dichos congresistas, que conformaban la mayoría en la Comisión, suscribieron un acta de compromiso donde explicaban las razones de inconveniencia para el país de aprobarse el ‘articulito’ de la reelección inmediata del Presidente, por no existir la modificación de la norma de pesos y contrapesos que garantizara el equilibrio entre las ramas del poder. Adicionalmente, se tomaron varias fotos del encuentro, que fueron publicados por los medios más importantes del país. Una vez terminada esta reunión a la madrugada, como Presidente del Partido Liberal fui informado telefónicamente de lo decidido, quedando simplemente a la espera de la votación que ocurriría en contadas horas. La sorpresa fue mayúscula cuando a primera hora funcionarios del Gobierno visitaron a los congresistas, entre otros a Yidis Medina y Teodolindo Avendaño, que de manera muy extraña, contra los postulados de los mismos parlamentarios, lograron cambiar el resultado de la decisión, pasando así el proyecto en la Comisión Primera de Cámara por un solo voto. En ese instante, se empezó a especular de los móviles que rodeaban tal voltereta, pero como solo existían indicios y no se tenía en ese momento la confesión de una de las partes, que sería la prueba reina, el Procurador falló el pasado 9 de abril la terminación y archivo de este proceso. Días después, a través de la columna de opinión de Daniel Coronel en la revista Semana, se nos informó la futura divulgación de un video donde la Representante confesaba su participación en los posibles delitos de cohecho y tráfico de influencias, y adicionalmente se publicó en medios como El Espectador, El Tiempo y la Revista Cambio, entre otros, entrevistas a la ex parlamentaria, que terminaban de incriminarla, con lo cual muy seguramente quedará detenida y condenada. He presentado el recurso de reposición, no solo por estar dentro de los términos de ley, sino por el deber de obligatoriedad de aportar las nuevas pruebas al proceso y en razón del compromiso del Partido Liberal para esclarecer este oscuro episodio de la historia política nacional, que denunciamos desde su inicio. De quedar demostrado que existió el tráfico de influencias y el cohecho debido a la compra del voto decisivo para la aprobación de la mencionada reforma constitucional, esperamos que sean condenados los funcionarios del Gobierno que participaron en tal componenda, siendo destituidos e inhabilitados para ocupar cargos públicos y participar en política por varios años. A la vez quedaría totalmente claro que la reelección inmediata presidencial estuvo viciada de ilegalidad desde su origen y que no es legítima la reelección en nuestro país. Como se ve, entre cielo y tierra nada queda oculto. '' He presentado el recurso de reposición, no solo por estar dentro de los términos de ley, sino por el deber de obligatoriedad de aportar las nuevas pruebas al proceso.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido