‘Las tarifas de vigilancia local golpean a las aerolíneas’

Gilberto Salcedo, nuevo director ejecutivo de la Asociación del Transporte Aéreo de Colombia (Atac) desde el pasado primero de noviembre, anuncia que ya hay un estudio de la Iata que ayudará a optimizar la infraestructura actual para tener mejores prácticas y conectividad en El Dorado.

Gilberto Salcedo / Director Ejecutivo de la Atac.

Archivo Particular

Gilberto Salcedo / Director Ejecutivo de la Atac.

POR:
diciembre 14 de 2013 - 10:05 p.m.
2013-12-14

Al recién nombrado director ejecutivo de la Asociación del Transporte Aéreo de Colombia (Atac), Gilberto Salcedo, le preocupa que un hecho puntual o coyuntural en el aeropuerto de El Dorado como los retrasos y las cancelaciones de vuelos que sufrieron los pasajeros de Avianca en noviembre pasado -incentive al Gobierno a expedir más normas, sanciones o a incrementar las tarifas para su operación.

Salcedo se queja de la costosa tasa de vigilancia que la Superintendencia de Puertos y Transporte estableció para las aerolíneas el próximo año, cuyo valor corresponde a 6 por ciento de las utilidades netas del sector aéreo en Colombia.

Hay muchas quejas de los pasajeros por las demoras que se presentan en El Dorado ¿Surten efecto?

Desde luego que sí. Si existe un servicio que no va acorde con lo que está pagando el pasajero, hay una vigilancia y un control por parte del Estado que es efectivo.

Pero los ojos del juicio con los que se mire una queja de estas tiene que ser técnico, y evitar muchas veces las tentaciones, incluso de organismos de control dentro del mismo Estado.

El sector aéreo no es como cualquier otro.

Aquí hay que privilegiar los temas de seguridad. A ninguna aerolínea le interesa prestar un mal servicio.

En lo que respecta a las quejas, van en descenso en los últimos años.

¿Cómo mejorar las operaciones en el aeropuerto de la capital del país?

Hay que seguir invirtiendo. Desde la industria privada, a través de la Iata, venimos adelantando un estudio cuyas recomendaciones van a beneficiar temas operacionales procedimentales.

En definitiva, cómo optimizar la infraestructura actual y así poder tener mejores prácticas dentro del aeropuerto y que las frecuencias de aterrizaje y despegue aumenten, al pasar de 70 a 90 vuelos por hora.

El acuerdo con la Iata es un estudio que se contrata con este organismo a través del Fondo de Turismo y en el marco de un convenio que tiene el Fondo con la Aeronáutica. Se trata de un análisis para mejorar los niveles de conectividad de cara a los temas de turismo.

¿Cómo está la flota aérea en Colombia?

Está en un proceso de renovación. En general, hay una decidida voluntad por parte de las aerolíneas para atender la creciente demanda de pasajeros con la mejor flota y servicio posible.

Las aerolíneas están haciendo la tarea.

Colombia tiene la flota más renovada de toda la región, con una inversión de 8.000 millones de dólares desde hace cinco años. Se ha empezado a ofrecer una cantidad de sillas que no existían.

Y ocurre algo que no pasa en el resto de países, tales como Chile, Brasil o México, es que los tres operadores más fuertes se pelean el mercado doméstico, intentando mejorar cada día.

¿Estimula el Gobierno, y el país en general, la llegada de nuevas aerolíneas?

Nos preocupa mucho que en función de un hecho puntual o coyuntural se sigan emitiendo más normas, sanciones o más tarifas con respecto a los temas de vigilancia.

Este es un sector de altísimas inversiones y de unos márgenes de utilidad muy pequeños.

Cualquier tipo de medida regulatoria que se tome ha de ser muy cuidadosa porque se puede dañar lo que se está haciendo para que más gente pueda acceder al servicio.

La tasa que tenemos que pagar a la Superintendencia de Puertos y Transporte es absolutamente costosa, equivalente al 6 por ciento de las utilidades netas del sector aéreo en Colombia.

Estamos intentando solventar este tema, porque afecta a las cajas de las compañías de manera directa.

Esto, junto con otra serie de proyectos de ley, amenaza la oferta comercial que les estamos ofreciendo a nuestros pasajeros.

Tenemos que cuidar para poder mantener la oferta y democratización del servicio a nuestros pasajeros.

ES INDISPENSABLE PROMOVER LA LLEGADA DE  NUEVAS AEROLÍNEAS A COLOMBIA

Hay planes interesantes para la llegada de nuevas aerolíneas al país.

Los propios concesionarios de El Dorado han comenzado a pensar en la creación de incentivos para atraer a más compañías.

Hemos aumentado más las frecuencias -tanto domésticas como internacionales- y el número de aerolíneas.

En las aerolíneas nacionales hemos crecido 61 por ciento, y ha aumentado 109 por ciento la conectividad internacional.

Hay que tener en cuenta que el número de pasajeros se ha incrementado en los últimos años. En el 2004 eran 11,36 millones de pasajeros y se pasó a 24,71 millones en el 2012.

¿Cree que las aerolíneas están creciendo demasiado para la infraestructura y tecnología que tiene el aeropuerto El Dorado?

Las aerolíneas que operan en el país están haciendo la tarea. Tenemos retos en infraestructura, pero hay que seguir haciendo nuevas y grandes inversiones.

Inmaculada Iglesias

Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido