Tarjetas crédito y débito, seguras

Como parte del Sistema de Administración de Riesgo Operativo (Saro), que desde el 2008 deben aplicar todas las entidades financieras y que se viene desarrollando por etapas, la Superintendencia del ramo estableció que a partir del primero de enero del año entrante, las entidades deberán ofrecer a sus clientes tarjetas débito y crédito que generen claves y/o almacenen la huella digital, con el objetivo de evitar su clonación.

POR:
julio 15 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-15

Según las franquicias de dinero plástico, esto implicará que los emisores cambien las tarjetas con banda magnética por unas con chip o microprocesadores, que no supone una renovación para todos los tarjetahabientes, como ocurre con la cédula, sino que se irán cambiando a medida que los plásticos sean renovados. Marcela Carrasco, presidenta de Mastercard para Colombia y Ecuador, explicó que las tarjetas con chip son un avance tecnológico que reduce los fraudes, pues no se pueden clonar, además les permiten a los emisores de tarjetas desarrollar programas de lealtad y temas de beneficios para sus clientes. Por ahora, Mastercard tiene dos emisores de tarjetas con chip: AV Villas y Macrofinanciera. Esta empresa ya adaptó los 50.000 datáfonos que tiene en el país para que reciban tarjetas con banda magnética y con chip. Por su parte, Visa desarrolló una tecnología antifraude con microprocesador, que permite efectuar transacciones más seguras, dado que tiene la capacidad de generar y validar datos dinámicos y criptográficos, al tiempo que el chip las vuelve sumamente difíciles de reproducir y pueden tener características únicas para cada usuario. La clonación de tarjetas débito y crédito no solamente es hoy el delito financiero más común, sino que además se ha convertido en una industria del crimen, de la que constantemente están desmantelando bandas. Además, la Policía ha descubierto, que la mayor parte de las clonaciones se realiza cuando la tarjeta es llevada para el datáfono y de ahí la exigencia de mayor seguridad. El Saro estableció además que desde julio del 2008 todos los datáfonos usados para las transacciones en establecimientos de comercio deben contar con protectores de teclado para proteger la clave y que desde esa fecha las entidades quedaron obligadas a entregar tarjetas débito personalizadas, es decir, con el nombre del tarjetahabiente impreso. Crecen los pagos electrónicos En América Latina el 15 por ciento de los pagos se realizan hoy por medios electrónicos y el resto en efectivo o cheque. Si bien esta cifra es aún pequeña, es una de las razones que le permiten a Visa y Mastercard capotear la crisis financiera. En el caso de la segunda, en el primer trimestre de este año logró aumentar sus plásticos en 13,5 por ciento en la región, aprovechando la creciente disposición de las personas a pagar con las tarjetas débito. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido