Tasas de interés de la banca comercial suben a paso lento

Efectos del alza en las tasas de interés del Emisor se sentirán en el tercer o cuarto trimestre.

Archivo Portafolio.co

Tarjetas

Archivo Portafolio.co

POR:
mayo 29 de 2011 - 09:19 p.m.
2011-05-29

 

Cada vez que el Banco de la República sube su tasa de interés de referencia para el mercado financiero se dice que esa misma tendencia debe trasladarse, primero, a la remuneración del ahorro de los depositantes y, después, al costo del crédito.

Sin embargo, todo indica que este año el sistema bancario no ha seguido esa lógica y, por el contrario, el impacto de las mayores tasas de interés se sintió, primero, en los préstamos, mientras el rendimiento de los ahorros está prácticamente estancado.

Pero este fenómeno no obedece necesariamente a la política del Banco de la República, sino a que el costo del crédito subió inesperadamente por decisiones tomadas por la Superintendencia Financiera a finales del 2010.

En ese entonces, el organismo de control aumentó de manera sorpresiva la tasa de interés de usura para los préstamos de consumo y ordinario, además del microcrédito, con lo cual dio vía libre a los bancos para cobrar más a sus clientes, incluso antes de que el Emisor comenzara a subir su tasa de referencia para el mercado monetario.

La tasa de usura para los préstamos de consumo incluida la de tarjetas de crédito, pasó de 21,32 por ciento de finales del 2010 a un 26,54 por ciento actual.

A su vez, la tasa de usura para el microcrédito pasó de 36,89 por ciento de diciembre a un 44 por ciento actual, a lo que se agrega la comisión que las entidades pueden cobrar por ese tipo de operación de entre 4 y 7 por ciento.

Los banqueros reconocen que el aumento de la usura se traslada de manera inmediata al uso de las tarjetas de crédito, en lo que en el mercado financiero se le llama coloquialmente como el ‘efecto murciélago’, porque las tasas interés están siempre ‘pegadas al techo’.

Según directivos de los bancos, en el resto de los créditos de consumo (compra de carros, por ejemplo) las tasas no llegan al tope porque hay más competencia en el mercado.

El presidente de Bancolombia, Carlos Raúl Yepes, dice que la nueva política de aumentos de la tasa de interés del Banco de la República aún no se ha sentido en el mercado del crédito y dice que ese efecto se verá hacia el tercer o cuatro trimestre del año.

“Los efectos en el costo de los préstamos serán marginales y las tasas de interés a los usuarios no aumentarán sustancialmente”, dice el directivo.

El Emisor advierte que los desembolsos de crédito siguen teniendo una alta dinámica y que las tasas de interés “siguen en niveles bajos”.

Siga bajando para encontrar más contenido