EL TEATRO UNE A MANIZALES CON ASIA. Una nueva versión del Festival Internacional

Dar una visión panorámica del teatro latinoamericano ha sido su vocación, con la que ha logrado un sello histróico. Pero así como el país mira al Asia para estrechar sus relaciones políticas y comerciales, el Festival Internacional de Teatro de Manizales se encargará de promover el intercambio cultural.

POR:
septiembre 02 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-09-02

De ahí que este continente sea el invitado de honor de la versión número 33 de este tradicional encuentro con las diferentes expresiones del arte escénico, que comienza el próximo 10 de septiembre y culmina el 18 del mismo mes. China, Corea y Japón estarán presentes con espectáculos que representan muy bien su historia y tradiciones. Por ejemplo, el maestro Ushio Amagatsu es uno de los representantes de la butoh, quien vendrá con su compañía Sankai Juku ("taller de la montaña y el mar") con la que ha recorrido, desde 1975, los más prestigiosos festivales del mundo. La danza butoh nació en Japón después de los ataques nucleares a Hiroshima y Nagasaki, como una búsqueda "de un nuevo cuerpo, el cuerpo de la postguerra", después de las atrocidades que dejaron las explosiones. El tema de las artes marciales corre por cuenta de Corea. La compañía Jegam Theatre presentará el performance Jump, un show cómico no verbal que mezcla disciplinas tan antiguas como el taekwondo con acrobacias y mucha comedia. De Corea también llega el grupo Baramgot, el cual se centra en la creación de nueva música, pero con instrumentos tradicionales de su país. Dos compañías se encargarán de la representación de China: Modern Table, de danza moderna, con mucha improvisación, y la espiritualidad de la Teatro DuPif. El sello latinoamericano que ha identificado al Festival sigue presente este año con una de las muestras más amplias de los últimos tiempos. Cerca de 30 compañías procedentes de Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, República Dominicana, Salvador, Uruguay y Venezuela, confluirán en las salas y en las calles con espectáculos que van desde la tradición hasta la vanguardia. Destaca en este amplio panorama la presencia, por primera vez en el Festival, del Teatro San Martín de Argentina, toda una institución escénica en el sur del continente. Se podrá ver en Manizales dos de sus reconocidos montajes: La Clase y Cordero de ojos azules. La calle, el gran escenario El plato fuerte para el gran público volverá a ser el teatro de calle. Decenas de plazas, parques, andenes y avenidas de Manizales serán habitadas durante los 10 días de festival por una tropa de saltimbanquis, zanqueros, equilibristas, lanzafuegos, 'clowns', estatuas humanas, músicos y mimos. El color y el calor de la fiesta llegarán de la mano de espectáculos como los zancos-acrobáticos en 'Calling' del grupo The Carpetbag Brigade (Estados Unidos); las estatuas vivientes de Mariachi Clowns (México); el Carnaval Vegano, una comparsa inspirada en el tradicional carnaval de República Dominicana, que tendrá su espejo en Comediantes endemoniados de Riosucio, una comparsa inspirada en el Carnaval de la población caldense. La calle también será el escenario para emprender la búsqueda hacia 'La Libertad', a través de los zancos, el baile, la música, los lanzafuegos y los acróbatas, de la compañía Close Act (Colombia-Holanda). Así mismo habrá espectáculos de España, Australia, Italia, Chile, Venezuela y Colombia.ADRVEG

Siga bajando para encontrar más contenido