Las tecnológicas emiten deuda y planean salir de compras

Empresas como Adobe y SAP acuden como nunca antes al mercado de bonos

Finanzas
POR:
abril 23 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-23

Un creciente número de firmas tecnológicas está recurriendo a la emisión de deuda para recaudar capital, aprovechando las mejores condiciones de los mercados de crédito para llenar sus arcas en anticipación a una oleada de fusiones y adquisiciones.

Compañías de software como SAP AG, Adobe Systems Inc. y Salesforce.com Inc. han recaudado recientemente varios miles de millones de dólares al vender deuda por primera vez en su historia.
Estas emisiones son similares a las realizadas el año pasado por gigantes del sector con grandes reservas de capital como Microsoft Corp., que contaba con US$25.000 millones en efectivo cuando ofreció deuda por primera vez en mayo pasado.

La decisión de emitir deuda rompe una tradición del sector tecnológico, cuyas firmas preferían recaudar fondos mediante la venta de acciones. La deuda se ha convertido en una opción más atractiva ya que las tasas de interés están bajas y no diluyen el valor de los activos de los accionistas.

El cambio se produce en un momento en el que las fusiones y adquisiciones están cambiando la industria, a medida que gigantes tecnológicos con grandes reservas de efectivo ¿tales como Cisco Systems Inc. y Hewlett-Packard Co.¿ salen de compras. Ahora, compañías más pequeñas esperan que añadir deuda les permita entrar en el juego de las adquisiciones.

"No necesitamos capital para gestionar nuestro negocio", dice Steven Singh, presidente ejecutivo de Concur Technologies Inc., un fabricante de software de gestión de gastos por Internet que cerró su primera oferta de deuda a principios de abril, recaudando US$250 millones. "La única razón para levantar capital es usarlo para adquisiciones".

Recurrir a la deuda es un cambio considerable para las compañías de software, que por lo general generan mucho dinero en efectivo y no se ven sobrecargadas con grandes gastos como la apertura de una planta. En 2002, siete de las 25 mayores firmas de software del mundo por ingresos habían emitido deuda, según un análisis de J.P. Morgan. En la actualidad, 24 de las 25 principales firmas del sector la han emitido, según el análisis.

Concur, por ejemplo, determinó que emitir deuda para recaudar dinero era más barato que vender acciones. Si hubiera recaudado US$250 millones emitiendo acciones, habría diluido la propiedad de la compañía en un 12%. En cambio, está pagando un interés del 2,5% sobre la deuda, que ofrece a sus tenedores la opción de canjear en un futuro los bonos por acciones de la firma. "El retorno que podemos obtener invirtiendo es considerablemente mejor de lo que estamos pagando por ella", dice Singh.

Cada vez más empresas tienen que decidir si ser depredadoras o presas y emitir deuda "es una buena manera de mostrar sus intenciones" de ser un comprador, añade Sarah Friar, analista de Goldman Sachs.

La tendencia comenzó durante la recesión, cuando los mercados de deuda aún estaban abiertos a las grandes firmas tecnológicas. Cisco, Microsoft, H-P, Oracle Corp., International Business Machines Corp. y Dell Inc. recaudaron conjuntamente más de US$20.000 millones en 2009 con la emisión de bonos.

Si bien estas compañías se encuentran entre las más ricas del mundo, la mayoría de su capital se encuentra en el extranjero y estaría sujeto a un impuesto de 35% si se usara en un acuerdo en Estados Unidos. La emisión de deuda les permite hacer adquisiciones sin pagar esa carga fiscal.

La oleada más reciente de emisiones de deuda por firmas medianas y más pequeñas comenzó a finales de enero, cuando el fabricante de software para empresas Salesforce. com, colocó US$575 millones en bonos. La firma, que ha contratado a varios especialistas en fusiones y adquisiciones en los últimos meses, informó entonces que usaría el dinero para propósitos corporativos generales, incluyendo adquisiciones. Una portavoz de Salesforce.com declinó hacer comentarios.

A la oferta de Salesforce.com le siguió unos días después otra de Adobe, que vendió US$1.500 millones en bonos. Su presidente ejecutivo, Shantanu Narayen, afirma que la empresa fundada hace 28 años pudo realizar la emisión porque ahora ya es estable y está diversificada, con tres líneas de productos diferentes con ingresos predecibles y fuentes de ingresos que varían geográficamente.

Narayen afirma que "tiene sentido financiero" añadir dinero al balance de Adobe a través de una oferta de deuda, fondos que la compañía usará para diversos proyectos, incluyendo posibles adquisiciones. La compañía dispone de US$2.700 millones en efectivo, de los cuales US$1.500 millones son deuda.